James Hetfield líder y vocalista de Metallica, visitó Punta Arenas junto a su familia en la previa de lo que será el inédito concierto del grupo rock en la Antártica de este domingo.

Metallica viaja hasta la base antártica argentina Carlini, lugar donde ofrecerán la presentación ante más de cien personas entre organizadores, asistentes del grupo y los 19 ganadores del concurso “Música Zero” convocado en cinco países latinoamericanos, entre ellos Chile.

El espectáculo requiere el montaje de más de 25 toneladas de equipos, desde instrumentos a placas solares y carpas, con el objetivo de evitar daños medioambientales.

El proyecto se planteó por primera vez en 2010, pero recibió luz verde hace poco más de un año y ha precisado de un meticuloso protocolo sobre impacto medioambiental supervisado por la Dirección Nacional Antártica (DNA) y auditado por una consultora externa, explica a Efe Diego Álvarez, director de Plataforma, productora de “Música Zero”.

“La idea es generar un hecho cultural y de divulgación sobre la Antártida”, añade Álvarez, que subraya que el “desafío” que implica el proyecto fue uno de los aspectos que atrajo a Metallica para participar en la iniciativa.

La banda de thrash metal estadounidense “siente que es parte del proyecto y ha asumido el reto de hacer posible lo imposible y la Antártida es el continente donde las cosas imposibles pasan”, señala Diego Luis, gerente de Coca-Cola Zero, patrocinadora del evento.

El helipuerto de la base argentina Carlini servirá de escenario para la instalación de varios domos -carpas con forma de iglú- , preparados para soportar vientos de hasta 150 kilómetros/hora, donde se desarrollará el concierto.

Será una presentación única, sin amplificadores, que los asistentes -algo más de un centenar- escucharán a través de auriculares para evitar riesgos de contaminación acústica.

También en el montaje se ha cuidado al máximo el entorno y se ha elegido un sistema que permite el uso de herramientas para amortiguar el ruido, como martillos de goma, y de elementos aislantes para evitar derrames.

Cinco placas solares instaladas por los organizadores garantizarán el suministro de energía y los residuos generados se trasladaran en barco al continente americano.

Siguiendo el eslogan de “Música Zero” -hacer posible lo imposible-, los 19 ganadores de los concursos convocados en México, Argentina, Costa Rica, Colombia y Chile, han tenido que lograr sus propios desafíos en tiempo récord para sumarse a la expedición.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here