(Reuters).- Las potencias del mundo están “en el camino correcto” con el plan de eliminar las armas químicas de Siria, y pueden evitar la intervención militar en el conflicto si trabajan juntas, dijo este miércoles el presidente ruso, Vladimir Putin.

El acuerdo para erradicar las armas químicas de Siria fue alcanzado luego de que el presidente estadounidense, Barack Obama, le pidiera al Congreso aprobación para efectuar ataques aéreos como castigo al Gobierno de Damasco por un ataque con gas el 21 de agosto que causó la muerte de cientos de personas.

Washington señala que murieron más de 1.400 personas en las inmediaciones de la capital siria afectadas por ese ataque.

“Hay motivos para creer que estamos en el camino correcto”, dijo Putin en una conferencia sobre inversión.

El presidente ruso manifestó que el plan sobre las armas químicas, que ha revitalizado un esfuerzo por concretar una conferencia internacional para buscar una solución al conflicto sirio, no podría haber sido puesto en marcha sin el respaldo de Obama y los líderes de muchos países.

“Creo que si seguimos actuando de esta forma coordinada, no será necesario usar la fuerza e incrementar el número de personas heridas y muertas en (…) Siria”, dijo Putin.

Rusia ha sido el aliado más importante del presidente sirio, Bashar al-Assad, durante la guerra civil que ya lleva dos años y medio, y que comenzó como una serie de manifestaciones pacíficas prodemocráticas y derivó en un cruento enfrentamiento entre el Gobierno y grupos rebeldes que luchan por derrocarlo.

Moscú ha bloqueado varias iniciativas de Occidente en el Consejo de Seguridad de la ONU y ha acusado a las fuerzas rebeldes de perpetrar el ataque con gas del 21 de agosto.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here