(Reuters) – El presidente Vladimir Putin dijo que Rusia no descartaba aprobar una operación militar en Siria si se demuestra que Damasco ha perpetrado ataques con armas químicas, pero que una operación de este tipo sólo puede llevarse a cabo con la aprobación de Naciones Unidas.

Cementerio Parque Esperanza

El mandatario ruso afirmó que el Congreso de Estados Unidos no tiene derecho a aprobar el uso de la fuerza contra Sira y que hacerlo sería un “acto de agresión”.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró el miércoles en Estocolmo que la comunidad internacional debe responder a la “barbarie” del ataque con armas químicas en Siria y dijo que cree que el Congreso de su país aprobará una acción militar contra Damasco.

Afirmó también que espera que Putin cambie de posición con respecto a Siria, pero que hasta el momento el presidente ruso se ha resistido a los esfuerzos de lograr una acción del Consejo de Seguridad de la ONU.

En momentos en que Estados Unidos y sus aliados se preparan para ignorar un veto de Rusia en la ONU y atacar Damasco, hay pocas posibilidades de un respaldo de Putin.

Pero sus palabras podrían presagiar nuevos esfuerzos por superar las diferencias entre las potencias, que han dejado que Siria se hunda en el caos de una sangrienta guerra civil.

Las declaraciones de Putin en vísperas de una cumbre del G-20 en San Petersburgo enfatizaron que Rusia no comparte la creencia de Obama de que Assad recurrió a armas químicas y, en cambio, el mandatario ruso sugirió que el ataque con gas del 21 de agosto fue obra de rebeldes relacionados con Al Qaeda.

 

SOFTLAND

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here