Guillermo Morales
Weitzler

Luego de ser calificado incluso como un desastre de la ingeniería y un atractivo turístico “no tradicional” de la ciudad de Valdivia, el puente Cau Cau, hoy ve una luz de esperanza en su futuro, luego que un informe técnico realizado por el DICTUC de la Universidad Católica recomendara la reparación del que sería el primer puente basculante del país.

Cementerio Parque Esperanza

En agosto pasado, se hicieron pruebas de carga para analizar la resistencia y condiciones de la estructura basculante, además de otros peritajes relacionados con la investigación de presunto fraude al Fisco y que tiene en litigio al Ministerio de Obras Públicas y la constructora Azvi.

Según los resultados de las pruebas de carga, una estática y otra dinámica, con pesos referenciales de 200 toneladas, se concluyó que los tableros levadizos del puente tienen una resistencia “adecuada” para su funcionamiento.

Otro resultado significativo tiene que ver con la trazabilidad del acero. En abril de 2016, el MOP anunció que el puente no sólo necesitaba una reparación, sino que tenía que ser desmantelado y construido de nuevo. Esto, basado en un informe técnico de la consultora norteamericana Hardesty and Hanover, a petición de la empresa VMB, en la que se apuntaba a la incapacidad de certificar la trazabilidad del acero y soldaduras utilizados, es decir, que no se tenía certeza del origen de este ni de su resistencia.

El informe del ente técnico concluye que “existe trazabilidad de los aceros y soldaduras usados para fabricar la estructura de los tableros móviles”, consigna La Tercera.

Para el gerente general de la Constructora Azvi, Alejandro Orozco, con el informe del Dictuc “Queda claro que la decisión de desmontar los brazos del puente no tiene justificación técnica alguna. Además, ella implicaría un gasto innecesario de más de $ 20.000 millones para el Fisco y privar a los ciudadanos de Valdivia del uso del puente, al menos durante cuatro años más. A todas luces, resulta más barato y tomaría menos tiempo repararlo”, consigna el matutino.

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA