Weitzler
Guillermo Morales

En el cierre de la séptima fecha del Torneo de Clausura, Universidad de Chile tuvo que trabajar más de la cuenta para vencer a Everton de Viña del Mar por 2-1 en un disputado encuentro jugado en el estadio Santa Laura ante cerca de 10 mil personas.

Cementerio Parque Esperanza

En el comienzo del partido, los azules tomaron el control de las acciones, pero fue el elenco visitante quien tuvo las primeras llegadas. Basados en un esquema agrupándose en su zona, pero siendo rápido en la elaboración de las jugadas de contragolpe, Everton pudo haber abierto la cuenta si Matías Donoso, Alex Von Schwedler o Maximiliano Ceratto hubiesen sido más certeros en el finiquito.

Después, la “U” logró apoderarse del balón y llegó a convertir el 1-0 en el minuto 35 por intermedio de Isaac Díaz, quien aprovechó el pase de Gustavo Lorenzetti y con el arco a disposición tocó el balón con el pecho para anotar el primer gol del encuentro.

El partido mantuvo el mismo trámite, hasta que el debutante Carlos Retamales con un remate desde 25 metros lograba el anhelado tanto del empate en el minuto 76, poniendo la incertidumbre el resultado en el estadio Santa Laura.

Cuando parecía que el esquema de Nelson Acosta generaba resultados, Patricio Rubio con golpe de cabeza le dio el triunfo a Universidad de Chile a cinco minutos del epilogo.

Un triunfo que le permite seguir con vida al elenco universitario, que llega al sexto lugar de las posiciones con 12 puntos y Everton sigue en el fondo con 4 puntos. Además, en la tabla del descenso se mantiene penúltimo con 20 unidades, sólo superando a Huachipato.

DEJA UNA RESPUESTA