La jefa de personal de la empresa para la que trabajaba Lucas Azcona, el joven detenido por el crimen de Nicole Sessarego Borquez, confirmó ante la Justicia que el sospechoso sufrió un corte en la mano derecha el día del hecho.

La mujer confirmó hoy ante la Justicia que el sospechoso sufrió un corte en la mano derecha el día del hecho, a raíz del cual estuvo unos días de licencia, y recordó que un mes después fue operado de una pierna a raíz de un balazo que recibió durante un asalto.

La declaración de la testigo fue clave para asentar en el expediente que el mismo día en que mataron a Nicole (21) el principal sospechoso del crimen sufrió un corte en una mano, que los pesquisas creen fue consecuencia de ese ataque, explicó a Télam una de las abogadas de la familia de la víctima, Patricia Anzoátegui.

La letrada adelantó que mañana, en tanto, declararán como testigos ante el juez Luis Zelaya, a cargo de la causa, tres jóvenes que reconocieron a Azcona (22) como quien las atacó en la calle en diferentes episodios ocurridos antes y después del crimen de la estudiante chilena en el partido de Quilmes.

“Una de ellas incluso reconoció las ropas que tiene puestas en las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad el dìa que mataron a Nicole”, reveló la querellante.

Durante la declaración ante el juez Zelaya, la jefa de personal de la empresa de limpieza para la que trabajaba Azcona -que lo había asignado como personal al hospital Méndez- dijo que el joven el 15 de julio pasado -el mismo día del crimen- fue derivado por la ART al hospìtal Sirio Libanés para recibir asistencia debido a un corte en la mano derecha, por el que debió pasar unos días de licencia.

La misma testigo dejó asentado que casi un mes después, a mediados de agosto último, el mismo empleado fue operado de la
pierna derecha porque había recibido un balazo en una pierna y que en esa ocasión dijo que había sido durante un robo.

No obstante, una de las pistas que se investigan, es que Azcona fue baleado por allegados a una joven a la que entonces atacó en una calle de San Francisco Solano, partido de Quilmes.

Durante esta jornada, añadió Anzoátegui, declaró también el médico forense que realizó la autopsia de Nicole, Pedro Grondona, quien describió las lesiones que presentaba la joven.

El especialista dijo que la estudiante chilena fue atacada de frente, que no presentaba lesiones en el dorso, y que la herida que le causó la muerte fue una que recibió en el cuello .-debajo de una primera menos profunda- que le aplicaron presuntamente cuando aún estaba de pie.

Esa herida, dijo la abogada, el forense la describió como “transversal y profunda” y realizada con una arma con “muchísimo filo”.

La letrada adelantó que mañana será una jornada intensa ya que declararán jóvenes que reconocieron a Azcona como su agresor, en tanto se aguarda a que entre el viernes y el lunes próximos lleguen a manos del juez los resultados del cotejo de ADN realizado entre la sangre del acusado y de manchas halladas en la escena del crimen de Nicole, que no pertenecen a ella.

Nicole Sessarego Borquez fue asesinada de 11 puñaladas durante la madrugada del 15 de julio pasado cuando llegaba al departamento que alquilaba en la calle Don Bosco 4109, del barrio de Almagro.

La principal hipótesis es que la estudiante, que esa madrugada regresaba de una fiesta en el boliche “Barhein” de Lavalle 345, fue atacada en la vereda, tras lo cual, herida, alcanzó a dar unos pasos, entrar al edificio y desplomarse en el hall.

Telam

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here