“Me hubiese gustado que empezara este proceso. Venimos de buena fe y con la idea de que esto termine de forma razonable”. De esta forma se manifestó el empresario Andrónico Luksic, ante la ausencia del diputado Gaspar Rivas, el que no llegó a la audiencia de conciliación con el jefe del grupo Quiñenco, por la causa en su contra por injurias con publicidad.

De acuerdo a los antecedentes, finalmente el magistrado Juan Carlos Valdés determinó decretar la prisión en contra del legislador, ya que no asistió al encuentro con Luksic ante el Octavo Juzgado de Garantía.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here