(Reuters).- Un tribunal italiano acusó este viernes al ex primer ministro Silvio Berlusconi de sobornar testigos para que den testimonios falsos en un juicio vinculado con el caso en el que el líder fue condenado por pagar para mantener relaciones sexuales con una menor.

La acusación, dos días después de que Berlusconi fuera despojado de su escaño en el Senado por fraude fiscal, apareció en un dictamen del juicio a tres socios del magnate de los medios acusados de facilitar prostitutas para fiestas en su casa cerca de Milán.

El tribunal dijo el viernes que las pruebas contra Berlusconi y los otros implicados se habían enviado a los fiscales y que se espera que abran una nueva investigación del caso, mostraron documentos judiciales.

Los abogados del magnate, Niccolo Ghedini y Piero Longo, que también fueron acusados de inducir a falso testimonio en el caso, emitieron un comunicado diciendo que los cargos estaban “totalmente desligados de la realidad y de los hechos”.

Ghedini y Longo añadieron que confiaban en que los fiscales desestimarían dicha investigación.

El dictamen indicó que había pruebas de que Berlusconi había pagado “dinero y otros beneficios” a mujeres jóvenes que habían participado en las fiestas cerca de Milán para ofrecer falsos testimonios en el caso, que conforma una serie de escándalos que ensombrecieron el final de su último Gobierno en 2011.

Agregó que los pagos regulares mensuales de al menos 2.500 euros (3.400 dólares) a testigos en juicios en los que estaba implicado Berlusconi, de 77 años, “no son una anomalía sino una acción ilegal. Es prueba de corrupción”.

Berlusconi fue condenado en junio por pagar por mantener relaciones sexuales con la ex bailarina de un club nocturno Karima El Mahroug, más conocida como “Ruby robacorazones”, cuando era menor de 18 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here