Asunción, 21 dic (PL) La Central Nacional de Trabajadores de Paraguay calificó el año que termina como de total retroceso en el ámbito laboral y subrayó el peligro de la continuación de esa tendencia.

Un balance hecho por la Central Sindical puntualizó que el 2013 se caracterizó por el notable aumento del desempleo y la pobreza en la sociedad y la falta de aumento en el salario mínimo de los trabajadores del país.

Así lo expuso Juan Torales, presidente de la organización, quien no vaciló en ratificar los grandes retrocesos sufridos por los asalariados del país en varios aspectos y la negativa oficial a un incremento de los emolumentos igentes.

El salario mínimo establecido en la nación mediterránea por decreto de las autoridades es de un millón 658 mil 232 guaraníes, aproximadamente 370 dólares, el cual presenta dos problemas que afectan a la masa trabajadora.

El primero es que resulta insuficiente porque el costo de la canasta básica nacional sobrepasa en gastos de estricta necesidad esa cantidad, por lo cual se pide un aumento, y el segundo la realidad de su incumplimiento por numerosas empresas privadas.

Los trabajadores del sector privado, de acuerdo a las múltiples denuncias de las centrales sindicales, revciben un estipendio menor y deben aceptarlo para mantener un trabajo que escasea actualmente, sin posibilidad de hacer prosperar una denuncia en ese sentido.

Otros puntos negativos fueron el aumento de la pobreza, la falta de empleo, represión a manifestantes, trabas a la libertad sindical, falta de reforma agraria para la clase campesina e incumplimiento de las leyes laborales.

En lo que respecta a los 100 días del nuevo Gobierno, sostuvo que no hay muestras claras de lucha contra la pobreza, y mucho menos resultados, por lo cual es indispensable el cambio del modelo productivo, reforma agraria, creación de empleos y libertad sindical.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here