Los empleados de la que es considerada la mayor empresa salmonera del mundo, Marine Harvest, han decidido mantener la huelga y continuar el bloqueo de las instalaciones ubicadas en Poullaouen (Bretaña), por considerar insuficientes las propuestas de la administración.

Los trabajadores tomaron esta decisión en una asamblea general celebrada esta semana, a la que asistieron 160 personas. Allí también acordaron llevar a cabo otras acciones simbólicas, informó la agencia de noticias AFP.

Según los miembros de la Confederación General del Trabajo (CGT), la empresa mejoró las ofertas al personal pero sus propuestas aún están lejos de lo que demandan los trabajadores.

“Todos los empleados han rechazado la propuesta de la administración, todos quieren continuar las negociaciones”, dijo un representante de la asociación de trabajadores.

Han surgido preocupaciones por el hecho de que el grupo noruego anunció en junio sus planes de cerrar sus sitios en Poullaouen, donde trabajan 187 personas en forma permanente y 100 trabajadores de manera temporal.

Fuentes de noticias internacionales informaron que las manifestaciones de los trabajadores de Marine Harvest se suman a otras que se registran en Bretaña, una región agrícola azotada por fuertes vientos que se encuentra en el extremo noroeste del país y que ha sido afectada por despidos y cierres de fábricas.

Marine Harvest informó un fuerte incremento de los ingresos en 2013 y un beneficio operativo de EUR 270 millones en los primeros nueve primeros meses de este año, cifra que representa un incremento del 380% interanual.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here