Tinguiririca San Fernando se convirtió este domingo en el nuevo monarca de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) al vencer en dramático duelo por 88-90 al conjunto de local de Osorno Básquetbol, quedándose con serie final al mejor de cinco juegos por un marcador global de 3-1.

Con la obligación que una nueva derrota les costaba el título, los dueños de casa entraron decididos a estirar la serie a un quinto y definitivo partido. Y la reaparición de Rashad Jennigs en la pintura en el primer parcial era la mejor noticia que podía presenciar las 4 mil personas que repletaban por segundo día el Gimnasio Monumental María. A su habitual dominio en rebotes, el pivote le sumó ocho puntos para que su equipo se adueñara del inicial por 22-17.

En el segundo periodo, el local mantuvo su estrategia ofensiva de alimentar a Jennigs y con nuevos diez puntos del estadounidense encontraron, casi al final del cuarto, una ventaja de 34-24.

Sin embargo, Tinguiririca, que seguía diagramando ofensivas largas comandadas por Patrick Sáez y Darrien Mack, quienes se matricularon con 13 y 15 puntos, respectivamente, acortó distancias para irse al entretiempo abajo 47-41.

De nuevo el doble conductor comenzaba a brindarle resultado a Pablo Ares, quien al  habitual diseño de las ofensivas de Franco Morales le sumaba la experiencia de Sáez para ponerse arriba por 41-44 cerca de la mitad del parcial.

El capitán de Tinguiririca y Mack aportaban a esa altura con 20 y 21 enteros, respectivamente, para sacar diferencia de cuatro (66-70) para marchar al periodo final. En la otra verada Rashad Jennigs no sumó puntos y eso lo notaba su equipo que veía como los visitantes se apropiaban del duelo.

Tinguiririca se sentía cada vez más cerca del objetivo y eso lo plasmaba en la arena del Monumental en los primeros dos minutos del último cuarto. Los pupilos de Ares alargaron la brecha de cuatro a diez puntos (65-75) con aparición en el marcador del venezolano Tulio Cobos, quien dejó atrás su problemas de faltas para unirse a Sáez y Mack y colocarse arriba por 75-82.

Pero no pasó nada para que Cobos cometiera un nuevo foul y dejara la cancha, hecho que se sumó a que Mack también debió abandonar por límite de faltas por discutir un cobro. Es decir, el quinteto de San Fernando mandaba en el tablero (78-86), pero no estaban sus dos extranjeros en cancha.

Fue en ese momento cuando el capitán Sáez, que concluyó como el goleador del partido con 27 tantos, volvió a aparecer para convertirse en el eje del primer título de la Liga Nacional de Básquetbol y de su historia.

El conjunto forastero, en un cierre de infarto, logró sellar el cuarto juego por 88-90 y la serie final por marcador 3-1 frente Osorno Básquetbol.

Con esto, Tinguiririca se sumó al bicampeón Español de Talca y a Deportes Castro como los cuatro monarcas en la historia de la LNB, además de convertirse en el representante del básquetbol nacional en la Liga Sudamericana 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here