Tres muertos, entre ellos el secuestrador, y tres heridos de alta gravedad habría dejado el enfrentamiento final en la cafetería, según informan medios internacionales.

La policía de New South Wales confirmó que con esta acción concluyó la toma de rehenes en la cafetería Lindt ubicada en el sector de Martin Place, en pleno distrito financiero de Sydney, Australia.

Tras la acción policial, ha ingresado hasta el recinto un robot para inspeccionar el recinto debido a la sospecha de una bomba instalada por quien se cree es el autor del secuestro. Según información de prensa se trataría de Man Haron Monis, un iraní de 49 años, quien tenía una condena por abuso sexual.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here