El Servicio cuenta con tres centros especializados en esta patología, -transmitida por el insecto conocido popularmente como vinchuca-, los que se ubican en las ciudades de Viña del Mar (Hospital Dr. Gustavo Fricke), Quillota y Cabildo.

El Mal de Chagas es una enfermedad de carácter crónico ampliamente distribuida en el continente latinoamericano y prevalente en Chile, por lo que es fundamental el adecuado diagnóstico y tratamiento precoz de los infectados para evitar cardiopatías que son la principal causa de muerte de los pacientes.

En la región del Valparaíso, el Dr. Cristian García Calavaro, Jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud, señala que “la situación es de una zona endémica donde ha existido Chagas históricamente, como lo que ocurre en casi todo el país”.

El Mal de Chagas es provocado por un parásito llamado Tripanosoma Cruzi y transmitido normalmente por un insecto conocido como vinchuca, el cual se alimenta de sangre. Al picar, este insecto libera deposiciones, las cuales al tener contacto con la lesión originada por la picadura o cuando las personas se rascan, permiten el ingreso del parásito que causa la enfermedad.

Forma de contagio y fases de la enfermedad

El Jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Minsal indicó que “lo bueno es que la vinchuca ha sido bien controlada por nuestro programa de control del vector (insecto), muy exitoso y reconocido a nivel latinoamericano y mundial, que ha logrado mantener a la vinchuca lejos de los domicilios, lo que significa que las picaduras de este insecto han sido menores, por lo que no se considera como una forma importante de transmisión”.

En tanto, otras formas de contagio son a través de una trasfusión de sangre de una persona infectada a una sana, o a través del embarazo. Para esto último, el Dr. Cristian García señala que “el desafío es tomar a todas las mujeres en edad fértil que vivieron o nacieron en un país distinto, en zonas con mucho Chagas, y pudieran estar infectadas por este parásito que puede vivir el resto de la vida sin causar ningún problema, pero que si puede ser transmitido a sus hijos”.

La enfermedad de Chagas tiene dos fases: la aguda y la crónica. La primera puede presentarse sin síntomas o con síntomas muy leves. Los síntomas pueden ser: fiebre, sensación de indisposición general, área inflamada y enrojecida en el sitio de la picadura del insecto (si la hay).

Después de la fase aguda, la enfermedad entra en remisión y no se presenta ningún otro síntoma durante muchos años. Cuando los síntomas finalmente se presentan, pueden incluir: estreñimiento, problemas digestivos, insuficiencia cardíaca, dolor abdominal, palpitaciones y dificultades para deglutir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here