Año tras año la “noche de brujas” o la fiesta de Halloween, se ha instalado en nuestro calendario como una celebración más de las familias chilenas.

Disfraces, máscaras, dulces y decoraciones forman parte de la noche del 31 de octubre en que niños y niñas disfrutan de una noche de fiesta y también de una que otra travesura.

Es por eso que el Servicio Nacional del Consumidor hace un llamado a comprar todos estos productos sólo en el comercio establecido, a elegir aquellos con instrucciones en castellano, para resguardar un buen uso y sobre todo seguir los siguientes consejos:

  Disfraces

·        Si va a comprar disfraces, máscaras y pelucas busque que estén hechas de materiales resistentes al fuego tales como el nylon o el poliéster.

·        Revise que tengan una etiqueta que diga “Resistente al fuego”.

·        Prefiera los disfraces que rotulan no ser inflamables o que poseen retardantes de la inflamación.

·        Cuando compre una máscara, fíjese que los agujeros para los ojos permitan una buena visibilidad y que los orificios de la nariz, sean suficientes para una buena respiración.

·        Evite el uso de ropa muy amplia, como capas, vestidos o mangas anchas, para reducir el riesgo de volcar velas o de toparse con otras fuentes de combustión.

·        Compre sólo en el comercio establecido y guarde la boleta, que le permite ejercer su derecho a la garantía legal.

·        Halloween debe ser una noche de dulces y buenas travesuras; no una noche de terror por accidentes que pudieron evitarse.

 

Cosméticos infantiles

·        Revise que el maquillaje que le compra a sus hijos para jugar y disfrazarse  diga “Permitido su uso en niños menores de 6 años“, así usted  afirma que es un producto apto para niños y niñas.

 

Fíjese en la etiqueta de los juguetes 

·        Exija productos rotulados en castellano y que señalen las instrucciones sobre el buen uso y seguridad del artículo comprado. 
·        La etiqueta, embalaje o el juguete mismo deben señalar en forma clara y visible el nombre o la marca del fabricante, importador o responsable de la venta. 
·        También debe indicar el país de origen, así podemos saber de dónde viene el producto.
·        Revise si tiene la advertencia, “se debe utilizar bajo la vigilancia de un adulto” o si señala  producto no apto para niños menores de 3 años o si contiene 
·        partes pequeñas que puedan representar riesgo de asfixia en los más pequeños.  Así, puede tomar todas las precauciones del caso y resguardar un correcto uso del producto. 
·        Sepa que los envases no deben contener partes cortantes ni punzantes, ni constituir riesgo de asfixia. 
·        Por precaución mantenga el embalaje alejado de los niños. Evite con esta medida, riesgos por asfixia.

Cuide la seguridad de los niños

·        Ponga cintas adhesivas o goma de pegar de colores refractantes en mangas, bolsas o canastos para recolectar dulces.

·        Advierta a los pequeños que deben transitar sólo por las veredas o por calles y en el mismo sentido del tránsito.

·        Lo aconsejable es que hagan sus recorridos acompañados de algún pariente o adulto responsable.

·        Aconseje ir por dulces sólo en barrios conocidos y determine una hora fija para que regresen a casa.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here