Con la finalidad de fiscalizar las instalaciones sanitarias en el campamento Nº2, de la 6º versión del Trans Andes Challenge 2014, actividad deportiva con más de 300 participantes y que se realiza desde el 20 al 25 de enero, el seremi de Salud, doctor Richard Ríos se trasladó hasta el sector de Liquiñe –comuna Panguipulli- para verificar en terreno el cumplimiento de las normas sanitarias.

La autoridad señaló que “concurrimos hasta un predio en el Puente Quilmo, donde estaba instalado este campamento y cuyo lugar no contaba con autorización sanitaria como camping, lo que fue informado a tiempo a la organización y lamentablemente tuvimos que iniciar un sumario sanitario a los organizadores, por no contar con agua potable suficiente para la cantidad de personas que involucra este evento, además del rompimiento de la cadena de frío de los alimentos congelados, no contar con los documentos que acreditan la desratización del lugar donde se instaló este campamento y no contar con disposición final de basuras, entre otros”. Agregó que “tenemos que velar por la salud de los participantes de este evento internacional y prevenir enfermedades de mayor riesgo en esta época, como el Hanta. Además de evitar en lo posible intoxicaciones alimentarias”.

Asimismo, el seremi dialogó con los responsables del evento, reiterándoles las medidas preventivas como el lavado frecuente de manos, la correcta manipulación de los alimentos y evitar trasgresiones alimenticias, ya que se trata de una competencia que demanda un gran esfuerzo físico a los deportistas y por ende deben cuidar su dieta y consumo de agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here