Guillermo Morales
Weitzler

Estudios demuestran que la alimentación es un pilar fundamental en la prevención de enfermedades. Nuestra población está envejeciendo y por ende se hace necesario contar con profesionales especializados en la Nutrición.

Cementerio Parque Esperanza

Desde la salud pública existe la necesidad hoy día más que nunca que la dinámica social de promoción y prevención de las enfermedades tome un rol protagonista en temas de Nutrición y alimentación sana y saludable para el bienestar de la población.

Según la última encuesta nacional de Salud (2016-2017) un 86,7% de la población de nuestro país mayor de 15 años, es sedentaria y un 74,2% presenta malnutrición por exceso (ya sea sobrepeso, obesidad u obesidad severa), pero tal como se señala en el encabezado no es sólo un tema de peso, sino más bien de bienestar y por ende de calidad de vida. Es ampliamente conocido que a mayor sobrepeso y obesidad mayor prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles como Diabetes Mellitus tipo II, hipertensión arterial, dislipidemia, asociado a enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de Cáncer, todas estas asociadas a los estilos de vida saludables.

Numerosos estudios demuestran que la alimentación es un pilar fundamental en la prevención de enfermedades. Se trata de uno de los factores más estudiados en enfermedades crónicas, aunque tampoco podemos olvidar el papel determinante de la nutrición en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y una mayor resistencia en procesos infecciosos agudos.

Las enfermedades crónicas tienen una larga duración y por lo general son de progresión lenta. La diabetes, los infartos, las enfermedades cardíacas, el cáncer y las enfermedades respiratorias son las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 63% de las muertes.

“Nuestra población está envejeciendo, y por ende se hace necesario contar con profesionales especializados en la Nutrición, Ser Nutricionistas significa en el futuro estar presentes en las personas para poder generar cambios e impacto real en la vida y bienestar de las familias, significa ser líderes y protagonistas de las decisiones que selecciona la población y el entorno en este cambio social que se está generando hoy en día, estar presentes en la educación escolar, en las etapas de gestación, en los adultos mayores, en los deportistas, que el diagnostico de una enfermedad de tipo nutricional genere menos impacto en la calidad de vida” señala Carolina Maragaño, directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la UST.

¿Por qué estudiar Nutrición y Dietética en Santo Tomás?

El Plan de estudios incluye desde el primer año actividades de observación en terreno y asignaturas de la disciplina, impartidas por un equipo de académicos comprometidos con el aprendizaje y buen desempeño. Además, la carrera dispone de laboratorios y equipamiento necesarios para la evaluación y consulta nutricional, que permiten desarrollar procedimientos de antropometría y composición corporal.

A esto se suma, que Universidad Santo Tomás (UST) mantiene Convenios con Servicios de Salud, clínicas, Empresas de alimentación y Corporaciones municipales, lo que permite realizar en terreno las actividades prácticas del plan de estudios. Todas las sedes cuentan con un Centro de aprendizaje para el apoyo académico, actividades extraprogramáticas y oportunidades de intercambio con universidades extranjeras.

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA