Los senadores que integran la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) sobre espionaje han defendido este martes una concesión de asilo político en Brasil al exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden, que, sin embargo, ha sido descartada por el Gobierno del país sudamericano.

   Este tema ha sido discutido por los senadores después de que el propio exagente de Inteligencia estadounidense haya redactado una ‘Carta abierta al pueblo de Brasil’ en la que ofrece su cooperación con las investigaciones sobre las acciones de la Inteligencia estadounidense en Brasil cuando su situación legal mejore, según ha informado el diario brasileño ‘Folha de S.Paulo’.

“Muchos senadores brasileños han pedido mi ayuda con sus investigaciones sobre los presuntos crímenes contra los ciudadanos brasileños. Expresé mi voluntad de ayudar, cuando sea apropiado y legal, pero lamentablemente el gobierno de Estados Unidos ha estado trabajando muy duro para limitar mi capacidad para hacerlo”, dice el extécnico de la NSA en la misiva.

La concesión de asilo es una prerrogativa del Ejecutivo, por lo que la presidenta de la CPI de Espionaje, Vanessa Grazziotin (PCdoB -AM) ha afirmado que hablará con el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, en relación a esta cuestión, tal y como ha recogido la Agencia Brasil.

 

“Vamos a tratar de hablar con el ministro. Se trata de una cuestión humanitaria”, ha dicho la senadora, que ha recordado que el propio comité de Relaciones Exteriores del Senado ya aprobó una solicitud de solidaridad con Snowden, pidiendo que Brasil le diese asilo.

La iniciativa también ha sido apoyada por el senador Ricardo Ferraço (PMDB-ES). “Con Snowden en Brasil podríamos dejar al descubierto toda esta trama que causó asombro tanto a Brasil como a las principales naciones y líderes del mundo”, ha explicado.

Por su parte, los senadores Eduardo Suplicy (PT-SP) y Requiao (PMDB-PR) han pedido a la presidenta del Gobierno que “deje las puertas abiertas de Brasil para Snowden”. “La libertad de todos los pueblos del mundo necesitan este gesto”, ha apostillado Requiao, mientras que Suplicy ha reconocido que Brasil “tiene una deuda de gratitud” con el exconsultor.

El Gobierno brasileño, sin embargo, ha asegurado que no tiene interés en investigar a la NSA, por lo que no pretende conceder asilo a Snowden a cambio de la información que éste pueda aportar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here