Según el informe trimestral del Instituto Nacional de Estadísticas, la cifra de desempleo en la región decreció en un 0.3 por ciento en los últimos meses, pero un 0.5 por ciento más que el trimestre anterior (abril-junio). “El Gobierno manipula las cifras desempleo, sino donde están los más de 10 mil trabajadores que salieron de la fuerza laboral. Llama enormemente la atención que pese al escenario adverso que tiene la región la cifra de desempleo no se aumente sustancialmente, esto es una muestra clara de que se están maquillando las cifras, sino que alguien explique donde están los 11.110 trabajadores que salieron del universo de la tasa de la fuerza de trabajo”, expresó el Parlamentario.

Ivan Moreira

“Lamentablemente el INE falta a la verdad, si la fuerza del trabajo se define como los ocupados más los desocupados, si la región tiene una pérdida de más de 10 mil personas, que nos quieren decir que esa gente migro de la región, que no decidió dejar de trabajar, sin duda este 2,6 por ciento de disminución de la población activa es la cifra que se esconde para no asumir que la verdadera cifra de desempleo supera 5 por ciento”, enfatizó Moreira.
La baja de la fuerza laboral de la región, en la más importante en los últimos doce meses, cuyo promedio se ha mantenido en las 422 mil personas, entendiendo por fuerza laboral los ocupados y desocupados con más de 15 años de edad, sin inhabilidades para incorporarse al mundo laboral.

“Sin duda el gobierno se ve obligado a maquillar las cifras considerando que no tiene la solución, ni mucho menos los recursos para enfrentar estar situación crítica de desempleo en la región, y no tengo dudas que pronto habrá un nuevo estallido social ya que lamentablemente no se ha respondido de manera satisfactoria de las personas que viven el día a día de la cesantía”.

PRECARIEDAD

Otra de las preocupantes cifras que deja este último informe es con respecto a la precariedad de los puestos de trabajo, no sólo por el aumento de las personas que trabajan por cuenta propia, sino además por la pérdida de 9 mil puestos de trabajo en la manufactura, y junto con ello el 54 por ciento de los trabajadores de jornada parcial que reconocen está condición involuntariamente.

Finalmente, el senador expresó su preocupación por esta crítica situación e hizo un llamado al Gobierno a reforzar y ampliar las políticas y programas que se han establecido para los cesantes de la región, porque claramente las cifras no cuadran y los afectados serían muchos más de los números que señala el informe del INE, porque además el aumento de un 48 por ciento de las familias de campamento es un claro efecto de la realidad regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here