El senador Jovino Novoa (UDI) fue elegido presidente de la Comisión Mixta que busca zanjar las discrepancias entre ambas Cámaras respecto al proyecto que regula la venta y arriendo de videojuegos excesivamente violentos a menores de 18 años y exige control parental.

 

La semana pasada se convocó por primera vez esta instancia, la que fue conformada también por los senadores José García Ruminot, Eugenio Tuma y Andrés Zaldívar, todos integrantes de la Comisión de Economía, junto a diputados designados para tal efecto.

 

Cabe consignar que en julio pasado, la Sala del Senado aprobó en particular la propuesta, por lo que fue remitida a la Cámara de Origen. En septiembre los diputados rechazaron los cambios realizados en el segundo trámite, por lo que se acordó conformar una Comisión Mixta.

 

De esta forma, los citados parlamentarios se reunirán para analizar los temas más controvertidos surgidos en la tramitación, tras lo cual elaborarán un informe que deberán conocer ambas Salas, sometiéndolo a votación.

 

De acuerdo al texto aprobado por el Senado, se establecía que:

  •  Los fabricantes e importadores de videojuegos pongan en los envoltorios de éstos, leyendas que señalen claramente el nivel de violencia del juego que promocionan. Esta advertencia debería ocupar, a lo menos, un 25% del espacio de ambas caras del envase.
  • Los fabricantes, importadores, proveedores y comerciantes sólo podrán vender y arrendar juegos calificados como “no recomendados para menores de determinada edad”, a quienes acrediten tener la edad requerida, debiendo exigírseles la cédula de identidad para comprobarlo

Los criterios de calificación serían:

  • Videojuego especialmente recomendado para niños y adolescentes: posee material educativo y ningún contenido inapropiado para ese tramo de edad.
  • Videojuego sin contenido objetable: puede ser visto por personas de cualquier edad.
  • Videojuego no recomendado para menores de 8 años: contiene un porcentaje menor de lenguaje inapropiado, insinuaciones sexuales o violencia.
  • Videojuego no recomendado para menores de 14 años: contiene un porcentaje moderado de lenguaje inapropiado, insinuaciones sexuales o violencia.
  • Videojuego no recomendado para menores de 18 años: contiene un porcentaje importante de lenguaje vulgar, contenido sexual explícito, desnudez frecuente o importante niveles de violencia.

 

En el caso del material producido en el extranjero, si éste contiene advertencia que es compatible con la nacional, podrá ser vendido sin mayores problemas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here