El proyecto de ley, que se encuentra en primer trámite legislativo y es parte de la tabla de la sesión del martes 4 de marzo, surge de una moción del senador Francisco Chahuán y propone cambiar las leyes 18.290 y 18.287 sobre el control que se hace de las licencias de conducir, así como la prórroga de la boleta de citación a audiencia, en los casos en que se cursa alguna infracción al conductor del vehículo.

 

El informe de la iniciativa, que fue presentado por la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, hace presente que la ley Nº 18.290 de Tránsito establece que la licencia de conducir tiene duración indefinida y mantendrá su vigencia mientras su titular reúna los requisitos y exigencias que señale la ley.

 

La misma norma aclara que los titulares de dicho documento deben acreditar el cumplimiento de tales requisitos y exigencias cada seis años si se trata de licencia no profesional, clases B o C, y cada cuatro años en los casos de la licencia profesional y las de las clases A-1 y A-2.

 

Es así como los controles relacionados deben efectuarse, a más tardar, en la fecha de cumpleaños del titular, y ésta cae un día inhábil, debe hacerse efectivo el día hábil siguiente en la municipalidad que corresponde a la circunscripción donde se tenga domicilio.

 

El proyecto de ley indica que en el caso de no ser posible someterse al citado control por razones ajenas a la voluntad del afectado, tales como la destrucción parcial o total, inundación o incendio del inmueble del respectivo Departamento de Tránsito, o por huelga de sus funcionarios, se extiende dicho plazo por un máximo de un mes.

 

La misma prórroga se plantea cuando el conductor es citado al tribunal al habérsele cursado una infracción de tránsito. Así se solicita que la boleta de citación tenga una validez de 30 días, sin perjuicio que el juez pertinente otorgue un plazo mayor, dependiendo de las circunstancias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here