(Reuters).- Este año es el séptimo más caluroso desde que comenzaron los registros en 1850, con una tendencia a los climas extremos y un agravamiento del impacto de las tormentas como el tifón Haiyan en Filipinas por la subida del nivel del mar, dijo este miércoles la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Una acumulación en la atmósfera de gases de efecto invernadero generados por el hombre hará que sea inevitable un futuro más cálido, dijo el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, en un comunicado en un aparte de las conversaciones de la ONU sobre el clima entre 200 naciones que se llevan a cabo en Varsovia.

La OMM, que da una visión general provisional, dijo que los primeros nueves meses del año eran similares al mismo período de 2003, el séptimo más caluroso, con una media de temperaturas en tierra y en la superficie del océano de 0,48 grados celsius por encima de la media de 1961-1990.

“Este año una vez más continua subrayando una tendencia a largo plazo” hacia temperaturas más elevadas causadas por el calentamiento global, dijo Jarraud. La OMM dijo que probablemente se situaría entre los diez años más calurosos desde que comenzaron los registros en 1850.

Entre los fenómenos extremos ha estado el tifón Haiyan, una de las tormentas más intensas en la historia, que arrasó Filipinas el viernes pasado.

El presidente Benigno Aquino dijo que las autoridades locales habían exagerado la cifra de muertos, que estaba más cerca de los 2.000-2.500 que de los 10.000 inicialmente previstos.

Otros fenómenos adversos extremos de este año han incluido olas de calor récord en Australia e inundaciones de Sudán a Europa, dijo la OMM. Japón tuvo el verano más caluroso del que se tienen registros.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here