La salmonera Invermar, está en una compleja situación financiera la cuál se ha complicado luego de la exigencia de Sernapesca  de que coseche anticipadamente o elimine totalmente el centro Traiguén I, ubicado en la Región de Los Lagos producto de la detección de un brote de virus ISA.

Invermar estima que de aplicarse esta resolución por parte de la autoridad, durante el segundo semestre de este año registrará menores ingresos por US$17,7 millones. El cálculo se hace sobre la base de una proyección original de ventas por US$22,8 millones versus lo vaticinado producto de la cosecha anticipada donde se espera recaudar US$5,1 millones.

Así las cosas, según consigna Estrategia, la firma anticipa que una cosecha WFE para 2014 en 16.500 toneladas, todas ellas correspondientes a la especie de salmón Atlántico. De todos modos, la compañía estaría analizando los pasos legales a seguir, con el fin de impugnar esta decisión de Sernapesca.

Fuentes de la industria, aseguran que con este escenario, los resultados de Invermar para 2014 se verán bastante afectados, por lo que requerirá de un socio controlador en el mediano plazo si es que pretende continuar en solvencia financiera. En 2013, la canadiense Cupquelan estuvo a punto de tomar las riendas de la salmonera nacional, pero el proceso fracasó luego de varios meses de negociación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here