Imágenes obtenidas por satélite, muestran un barco flotando en el Océano Pacífico, que podrían corresponder a un yate que desapareció en junio.

En el momento en que se perdió su rastro, la embarcación estaba frente a las costas de Nueva Zelanda. Las imágenes han renovado las esperanzas de las familias de los siete tripulantes, seis estadounidenses y un británico, que viajaban a bordo del Nina. Confían, además, en que esta posible evidencia ayude para que se intensifique la búsqueda.

El 4 de junio una de las tripulantes, informó The New York Daily News, envió un mensaje de texto a un meteorólogo de Nueva Zelanda solicitando que les guiara. Fue lo último que se supo. El yate no activó sus sistemas de localización de emergencia y no se tuvo constancia de que hubiera desaparecido hasta que hubieron transcurrido 10 días.

Además de involucrar al gobierno de Estados Unidos en la búsqueda, los familiares de la tripulación esperan que también las autoridades de Australia y Nueva Zelanda hagan más decisiva su participación, en base a as imágenes del satélite que resucitaron sus esperanzas de que sigan vivos.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here