Los altos costos comenzaron a afectar a la industria salmonicultora. El valor actual del kilo de salmón (US4,5), se ha visto incrementado por las mayores exigencias reglamentarias y problemas sanitarios, como la proliferación del cáligus, que puede gatillar enfermedades como el ISA.

El tratamiento, tiene un valor de US$30 mil por centro de cultivo. Lo cual, se suma al buen desempeño de Noruega, el mayor competidor de Chile en el mundo, y que en el año han aumentado 34,8%, y cuyo costo de producción es menor en más de US$1 por kilo al de los chilenos.

Debido a esto, los salmonicultores nacional han estado negociando con el Gobierno para modificar algunas de las normas ambientales y sanitarias dictadas en 2010, tras la emergencia del virus ISA, que redujo a la mitad la producción local.

El gremio está trabajando “intensamente” en una agenda para separar aquello que no aporta a la condición sanitaria y medioambiental de aquello que sí, y cambiar una norma que fue “buena para ordenar la casa”, pero cuya implementación significó “más hacinamiento y problemas sanitarios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here