Con el objeto de realizar 860 encuestas forestales (vigilancia sanitaria),  personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), realizó una capacitación en la localidad de Cerro Castillo, con el fin de traspasar los conocimientos necesarios a los brigadistas que a contar de esta temporada comenzarán a realizar labores de vigilancia forestal, para detectar de manera temprana la posible presencia de Sirex noctilio (avispa taladradora de la madera del pino) en las plantaciones de pino de la región de Aysén.

Durante la actividad se capacitó a los 5 integrantes de las dos brigadas que realizarán esta labor, las que estarán dirigidas por los Ingenieros Forestales Juan Carlos Llancabure Jara y Pedro Soto Figueroa. Cabe destacar que el trabajo de preparación se dividió en una área teórica y otra práctica, colocando énfasisen la identificación de los síntomas y signos de Sirex noctilio.

Igualmente se les informó sobre la plaga Pissodes castaneus, detectada este año en Futaleulfú (sector limítrofe con la región), ya que si bien no se encuentra presente en Aysén, representa un riesgo que el SAG está trabajando para prevenir.

Ramón Henríquez Raglianti, Director Regional del SAG destacó “desde que asumimos el Gobierno y la Dirección Regional del SAG, hemos incrementado los recursos y las actividades técnicas en terreno para mejorar la vigilancia forestal. Producto de este esfuerzo, es que detectamos en forma temprana 2 focos de esta plaga en nuestra región. Hoy estamos más preparados, hemos fortalecido al SAG, contamos a nivel regional con una coordinadora forestal que ha realizado un excelente trabajo, además del que realizan nuestros funcionarios en toda la región. Hoy estamos fortaleciendo aún más la vigilancia forestal con la contratación de estas brigadas”.

Durante la actividad, los brigadistas conocieron el trabajo que realiza el SAG combatiendo la presencia de Sirex noctilio a través del control biológico, lo que se realiza para disminuir la población de la plaga con el nematodo Deladenus siricidicola, microorganismo que provoca la infertilidad de las de hembras de Sirex noctilio.

La plaga de la avispa taladradora de la madera del pino, ataca a los árboles del género Pinus (pinos), Abies (abetos), Picea (abetos) y Larix (alerce europeo), provocando la muerte de los árboles. Fue detectada el año 2012 en la localidad de Chile Chico y a principios del 2013 en la localidad de Villa Cerro Castillo, por lo que el trabajo de prospecciones (vigilancia preventiva), más otras acciones realizadas por el SAG, son  fundamentales para realizar una detección temprana de esta plaga y así iniciar los trabajos de control biológico.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here