Jaime Brahm, Intendente de la Región de Los Lagos
Jaime Brahm, Intendente de la Región de Los Lagos

Hace exactamente dos años, el 27 de diciembre de 2011, los ojos del mundo se volcaron al sur de Chile cuando se inició el incendio forestal en el Parque Nacional Torres del Paine en la Región de Magallanes. Luego que el fuego consumiera más de 17 mil 600 hectáreas Conaf declaró oficialmente extinto el siniestro el 8 de marzo.

Ese panorama desolador es un riego constante en cada temporada estival en nuestra Región de Los Lagos. Sólo en estas últimas semanas 736 hectáreas de bosques, matorrales y pastizales han sido consumidos por el fuego, movilizando importantes recursos técnicos y humanos para su control y extinción. El viernes las llamas prácticamente tocaron la puerta de nuestras casas cuando se registró un incendio en el corazón de Puerto Montt a escasos metros de un centro de salud privado y de un sector habitacional de nuestra capital regional.

Por ello quiero hoy hacer un fuerte llamado a la prevención. Casi la totalidad de estos incendios forestales que afectan nuestro paisaje verde, llenan de un molesto humo nuestras calles y carreteras y ponen en riego a los voluntarios de Bomberos, brigadistas de Conaf y efectivos del Ejército que trabajan en su control, son ocasionados por la mano del hombre. Por ello la precaución para evitarlos es fundamental.

El rápido aviso ciudadano a los organismos de emergencia es de vital importancia para evitar la propagación del fuego, con una simple llamada seria y responsable a los números 130 de Conaf, 132 de Bomberos y 133 de Carabineros podemos informar sobre la presencia de un incendio forestal, cooperando a mantener  la verde belleza de nuestra zona.

Los bosques y su biodiversidad son los principales atractivos de los seis parques nacionales y las tres reservas naturales de la Región de Los Lagos. Espacios como el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales  en la comuna de Puerto Varas o el Parque Nacional Alerce Andino en Puerto Montt son -entre otros- espacios frágiles ante el fuego que año a año reciben un importante número de visitantes.  Por ello planificar adecuadamente su visita, caminar por los senderos y rutas habilitadas y sólo en los horarios adecuados, y acampar en espacios permitidos, son la mejor manera de evitar accidentes e incendios. No repitamos en nuestra Región de Los Lagos la  grave herida que el fuego y  la irresponsabilidad del hombre ocasionaron  hace dos años al paisaje de las Torres del Paine en Magallanes. No dejemos que la verde belleza de la Región de Los Lagos de haga humo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here