Ayer martes las trabajadoras del hogar San Arnoldo de Puerto varas, que funciona con dinero estatal y está ligado a la Iglesia Católica acudieron en masa hasta la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, en el marco del recurso de protección interpuesto para proteger su honra. Ello, tras las declaraciones de supuestos abusos al interior de este hogar.

El recurso de protección en resguardo de su derecho a la honra interpusieron los funcionarios, quienes negaron acciones de vulneración y abuso sexual contra niñas internas de ese inmueble subsidiado por el Sename, luego de las denuncias formuladas por dos hermanitas tras haber sido dadas en adopción.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here