La agencia rusa de noticias Sputnik, ubicó en el primer lugar de un artículo titulado “Los monumentos más raros de Suramérica”, al monumento “Sentados frente al Mar” emplazado en Puerto Montt.

Cementerio Parque Esperanza

Esta obra erigida en plena costanera puertomontina, se ha transformado durante los años en un ícono de la ciudad, el cual tiene adherentes y opositores, los primeros valorándolo como una obra de la identidad de la ciudad puerto y para los otros, un adefesio urbano contrario a todo sentido estético.

Más allá de esta discusión subjetiva y de apreciación artísticas, el “Sentados frente al Mar” se ha transformado en un espacio obligado para ubicarse en la ciudad, ya que es el “meeting point” espontáneo para quienes buscan reunirse en un lugar de la ciudad; para otros, es la mejor postal para inmortalizar su visita a Puerto Montt. También hay una importante cantidad de fotos en redes sociales que destacan los “kitsch” de la obra y se ríen de ella.

Ahora bien, todo lo anterior no fue el sentido de la Agencia Sputnik para referirse a la polémica escultura sino más bien para conocer más de su historia, refiriéndose a ella así: “Sentados frente al mar, Puerto Montt, Chile. En los años 60 existía una popular banda de baladas románticas uruguaya, Los Iracundos. Una de sus canciones más famosas lleva por título el nombre de la ciudad chilena. En sus versos iniciales dice: “Sentados frente al mar, mil besos yo te di”, y hacia el final: “Puerto Montt, me alejé de ti, sin saber por qué”. La ciudad decidió transformar el homenaje que le rindieron en homenaje rendido, y en 2002 inauguró “Sentados Frente al Mar”, una escultura del artista Robinson Barría de 10 metros de altura. Representa a una pareja abrazada mirando al Pacífico”, consigna el artículo.

Si bien es cierto la apreciación del arte es subjetiva en cuanto a estética o interpretación de una obra, es también una manera de expresar algo desde un paradigma que rompa la inercia visual, lo que en este sentido el monumento “Sentados frente al mar de Puerto Montt” cumple cabalmente.

Conoce otras obras destacadas en el artículo

En segundo lugar ubica la obra “El saludador” del artista Yoo Young-Hoo, ubicada en Montevideo.

 

El tercer monumento más extraño es de otro chileno, el escultor Mario Irarrázaval, quien es el autor de “La mano”, emplazada en la turístico balneario uruguayo de Punta del Este.

Conoce más del compendio realizado por Sputnik en el siguiente link.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA