Mogadiscio, 21 feb (PL) El presidente de Somalia, Hassan Sheikh, salió ileso de un ataque perpetrado hoy por el grupo extremista al Shabab contra el Palacio Presidencial en esta capital, donde 14 personas perdieron la vida.

El ministro de Seguridad Nacional, Abdikarim Hussein, informó que el jefe de Estado no resultó herido y la casa de Gobierno está nuevamente bajo control de las autoridades somalíes.

La situación volvió a la normalidad y está bajo control de las fuerzas de seguridad, entre las víctimas hay nueve jihadistas y cinco soldados de las tropas regulares, dijo Hussein.

Fuentes policiales declararon que se escuchó una gran explosión, provocada por un coche bomba, y posteriormente disparos de armas de asalto, pero el ejército logró repeler el ataque.

El portavoz de al Shabab, Aziz Abu Musab, quien reivindicó el ataque, afirmó sin embargo que los enfrentamientos continuarían.

Por su parte, el representante de Naciones Unidas en Somalia, Nicholas Kay, señaló en su cuenta de Twitter que se trata de uno de los ataques más graves cometidos en los años recientes en la capital por al Shabab, vinculado a la red al Qaeda.

En enero de 2013, al-Shabab lanzó un ataque suicida con bomba cerca de la puerta de la oficina del primer ministro somalí en el palacio presidencial, que dejó un soldado muerto y dos heridos.

Esa organización alcanzó gran notoriedad internacional el pasado septiembre cuando se atribuyó el asalto al centro comercial Westgate de Nairobi, Kenya, que causó al menos 67 muertos.

Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su unión formal a al Qaeda, lucha supuestamente para instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia.

El país vive en un estado de guerra y caos desde 1991 cuando fue derrocado el gobierno de Mohamed Siad Barré, lo que dejó a la nación sin un ejecutivo efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here