El Presidente de la República, Sebastián Piñera, resaltó anoche -durante su discurso en la Cena Anual de la Industria 2013, que organiza la Sociedad de Fomento Fabril- los importantes avances alcanzados por el país, junto con los desafíos abordados por su administración, subrayando que “ser un país desarrollado está al alcance de nuestro esfuerzo”.


Acompañado por varios ministros de Estado, el Mandatario aseguró que en esta tarea “hemos puesto el cien por ciento de nuestra voluntad, de nuestros compromisos y de nuestra energía”, precisando que “no es fácil gobernar un país, y menos con las condiciones adversas que hemos debido enfrentar: terremoto, crisis internacional, sequía, heladas, y tampoco cuando no tenemos las mayorías necesarias en el Congreso y tenemos que acordar y negociar todas las iniciativas que quisiéramos empujar”.

Dijo que pese a ello, su administración ha centrado sus esfuerzos en enfrentar las causas de la desigualdad, haciéndolo suyo los desafíos de mejorar la calidad de la educación y la capacitación de los trabajadores, crear buenos empleos y fortalecer la familia, compatibilizando su rol con el mundo de trabajo, por ejemplo, mediante la extensión del posnatal a seis meses y ampliando la cobertura de salas cuna para todas las mujeres trabajadoras.

En este contexto, señaló que “algunos creen que el problema de Chile son los empresarios. Y yo pienso justo lo contrario: creo que el verdadero problema de Chile es la falta de más empresarios, es la falta de ese espíritu de innovación, de emprendimiento, de asumir riesgos y de crear empleos”.

Al respecto, explicó que “nuestro Gobierno ha tratado de recuperar ese compromiso de fomentar e impulsar la innovación y el emprendimiento, y es una tremenda alegría y satisfacción, que a pesar que durante la década pasada se perdieron 100 mil nuevos emprendedores, en los últimos tres años y medio Chile ha podido crear 230 mil nuevos emprendedores, que están en todos los sectores, en todas las regiones y en todos los grupos sociales”.

Asimismo, el Jefe de Estado reafirmó su llamado a la responsabilidad en época electoral, resaltando que “la libertad siempre va asociada a la responsabilidad y los derechos siempre van asociados a deberes. Y veo con preocupación, particularmente en algunas candidaturas presidenciales, que esa unidad entre libertad y responsabilidad de derechos y deberes, algunos pretenden quebrarla simplemente con voluntarismo, y están muy conscientes de los derechos, pero muy poco conscientes de los deberes”.

Agregó que “en muchos casos, están asegurando cosas que todos sabemos que no se pueden asegurar simplemente porque uno quiera asegurarlas, sino que se tienen que crear las condiciones para que el país pueda sustentar esos beneficios en forma permanente y sin alterar los equilibrios”.

Sobre este punto, planteó que “la reforma tributaria más poderosa que puede llevar adelante un país es el crecimiento económico”, precisando que “cada punto de crecimiento económico le agrega al Estado 600 millones de dólares cada año. Y, por tanto, cuando un país crece al 6%, agrega 3.600 millones el primer año, 7.200 el segundo, 10.800 el tercero, 15.000 millones el cuarto”.

Sostuvo que “cuando uno analiza una reforma tributaria, tiene que preguntarse siempre qué impacto va a tener esta reforma sobre el crecimiento económico, porque puede pasar que terminemos con más tasas de impuesto, pero con menor recaudación y, al mismo tiempo, con menos crecimiento, con menos empleo y con salarios más bajos”.

En la ocasión, el Presidente Piñera realizó un sentido homenaje al fallecido ex timonel de la Sofofa, Andrés Concha, a quien calificó como “un gran empresario y una gran persona”, que siempre supo distinguir claramente “lo que era el legítimo derecho a defender los intereses de sus asociados, de lo que eran los legítimos intereses permanentes de la patria”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here