El Presidente de la República, Sebastián Piñera, determinó esta tarde decretar Alerta Sanitaria en las regiones de Valparaíso, Metropolitana, del Maule y la Araucanía, tras sostener en el Palacio de La Moneda una reunión de coordinación con el ministro de Salud, Jaime Mañalich, para enfrentar la contingencia medioambiental provocada por los incendios forestales.

El Mandatario explicó que “esta Alerta Sanitaria es preventiva, le da más instrumentos, más facultades y más recursos para que el Ministerio de Salud pueda cumplir ese rol preventivo y pueda prepararse para enfrentar estos problemas que los fenómenos que hemos descrito pueden provocar en la salud de la población”.

Añadió que con ello “el Ministerio de Salud tiene más recursos y más facultades para contratar personal, para desplazar personal, para comprar bienes o insumos que sean necesarios, para realizar trabajos extraordinarios, para prohibir la realización de ciertas actividades que puedan ser dañinas para la salud y también para poder pedir precauciones especiales a los sectores más vulnerables, como por ejemplo, el uso de mascarillas o de otros mecanismos preventivos”.

Asimismo, precisó que “este decreto de Alerta Sanitaria faculta al Ministerio de Salud para, si fuese necesario, paralizar fuentes estacionarias que estuvieren contribuyendo a la contaminación del aire, e incluso disponer de restricciones vehiculares”, subrayando que “el ministro de Salud va a asumir personalmente esta tarea de tomar todas las medidas preventivas que sean necesarias o que sean convenientes, con un solo propósito: proteger la salud de todos y cada uno de los chilenos”.

El Jefe de Estado señaló que esta decisión se tomó “en consideración a lo que está ocurriendo en la región Metropolitana, con las nubes de humo que han contaminado el ambiente y el aire de la ciudad de Santiago, por los incendios de Melipilla, Maipú y de Puente Alto”, ya que “es algo que puede afectar la salud de las personas, especialmente los niños, los lactantes, las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con enfermedades de base, de carácter respiratorio o cardiovascular, así como también considerando el año del florecimiento del coligüe, el desplazamiento de roedores a sectores urbanos por los incendios en zonas rurales, y “que estos hechos probablemente van a implicar significativos aumentos en las demandas por consultas médicas y por hospitalizaciones”.

En este contexto, el Mandatario manifestó que “estamos viviendo una grave y extensa emergencia en materia de incendios forestales, por causas de la naturaleza, la sequía, las altas temperaturas, los fuertes vientos, y también por causas humanas, la irresponsabilidad o negligencia de algunos, y también la maldad e intencionalidad delictual de otros. Hemos tenido que enfrentar en los últimos tiempos más de 70 incendios forestales, de los cuales algunos están extinguidos, otros controlados y en observación, y otros en pleno desarrollo”.

Finalmente, el Presidente Piñera realizó un llamado a la “calma de la población, porque la verdad es que esta situación de emergencia en materia de incendios forestales el Gobierno la había anticipado, y hoy día tenemos prácticamente duplicada nuestra capacidad de combatir los incendios forestales, en materia de números de brigadas, equipamiento, tecnología, aviones cisterna, helicópteros y también la colaboración que hemos establecido con nuestras Fuerzas Armadas, con el Ministerio de Obras Públicas y con los municipios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here