En el marco de las celebraciones de Fiestas Patrias, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, anunció hoy en la comuna de Estación Central la entrada en vigencia de la Ley 20.700 que tipifica como delito y sanciona la fabricación, uso, comercialización y transporte de hilo curado, que fue aprobada recientemente por el Congreso.


Acompañado por los ministros del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick; de la Secretaría General de Gobierno, Cecilia Pérez, y de Salud, Jaime Mañalich, además del intendente de la región Metropolitana, Juan Antonio Peribonio, el Mandatario explicó que “los volantines son parte de nuestra historia, idiosincrasia y tradiciones, y no queremos terminar con ellos, pero sí queremos que sea una actividad alegre, recreativa, pero no una trampa mortal”.

Añadió que hasta la promulgación de la nueva normativa, “teníamos solamente un dictamen del Seremi de Salud de la región Metropolitana que prohibía el hilo curado, pero solamente desde un punto de vista sanitario. Y, por tanto, cada vez que ocurrían accidentes o que había problemas, nos topábamos con que los Juzgados de Policía Local se declaraban incompetentes. En consecuencia, los que trafican con el hilo curado, a sabiendas de lo peligroso que es, los que lo producen, transportan y comercializan, sabían que podían actuar prácticamente con total impunidad”.

En ese sentido, explicó que la Ley “determina que no es lo mismo el hilo de competencia, que el hilo curado, ya que el hilo de competencia se va a poder usar y fabricar, pero dentro de un marco perfectamente regulado, por personas autorizadas y en lugares autorizados. Pero otra cosa es el hilo curado, que como su nombre lo indica, está hecho para causar daño. El problema es que si bien la idea original fue cortar un hilo con otro hilo, muchas veces termina afectando a seres humanos inocentes, que están practicando la vida al aire libre o practicando deportes, como fue el caso de la patinadora Amanda Farías. Y por eso quisiéramos terminarlo de raíz”.

El Jefe de Estado destacó que “a partir de ahora constituye un delito el producir, transportar y comercializar hilo curado, porque no lo queremos en nuestros parques y sabemos los peligros que representa. Pero además de eso, se establecen sanciones muy severas para aquellos que pretendan ir en contra de esta Ley”.

Asimismo, agradeció a los parlamentarios que impulsaron esta normativa, como por ejemplo los senadores Girardi, Chahuán, Uriarte, Rossi y Ruiz-Esquide, y los diputados Leopoldo Pérez, Pedro Browne y Mónica Zalaquett, “porque en esto no hay divisiones. Afortunadamente, contra el hilo curado nos unimos todos, porque el hilo curado es un verdadero asesino”, enfatizó.

Finalmente, el Mandatario realizó un llamado a celebrar estas fiestas “con alegría y entusiasmo, pero también con una cuota de prudencia y de cuidado”, recordando que “ya tenemos 23 muertos por conducción irresponsable, y por eso quiero, junto con pedirle que nos ayuden a denunciar a aquellos que pretendan ir contra esta Ley que prohíbe el hilo curado, que celebren estas fiestas patrias con prudencia y moderación, porque no queremos más muertes ni más accidentes”.

Sanción considera presidio y multas van desde 2 hasta 500 UTM

La nueva normativa legal establece que la fabricación, acopio o comercialización del hilo curado será sancionado con una pena de presidio menor en su grado mínimo (61 a 540 días) y una multa que va desde 100 a 500 UTM (desde 4 hasta 20 millones de pesos). Asimismo, su uso, facilitación o transporte será sancionado con una multa que va de 2 a 50 UTM mensuales, es decir, entre 80 mil y 2 millones de pesos.

También se determinó que el hilo de competencia (autorizado) deberá tener un color visible y estar conformado exclusivamente de algodón, de no más de tres hebras trenzadas, sin exceder los 0,5 ml de grosor, al cual se adhiere cuarzo microgranulado (entre 0,042 y 0,053 micras) producido por fabricantes autorizados.

Se identificará como hilo curado aquel que no cumpla con estos requisitos, que incluya plástico, fibra sintética, lino o metal y que contenga elementos abrasivos o cortantes, como cristal, vidrio molido, polvo metálico o granos de cuarzo de mayor aspereza.

El año pasado hubo 77 notificaciones de accidentes debido a su uso, tanto lesiones por cortes como quemaduras, mientras fueron incautadas 25 máquinas artesanales para su fabricación. Solo en Santiago se registran anualmente 500 fallas eléctricas originadas en este tipo de elemento.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here