El Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto a los ministros de la Secretaría General de Gobierno, Cecilia Pérez, y de Salud, Jaime Mañalich, inauguró el Centro de Salud Familiar “Las Mercedes” de Estación Central, cumpliendo de manera anticipada con el compromiso presidencial de crear 56 nuevos consultorios de atención primaria antes del término de su administración, tal como fue anunciado por el propio Mandatario en su primer Mensaje a la Nación, el 21 de mayo de 2010.


Tras recorrer el flamante centro asistencial, que se encuentra en plena marcha blanca, el Jefe de Estado recordó que “cuando comprometimos construir 56 nuevos Centros de Salud Familiar, no parecía como una tarea fácil. En ese entonces en Chile, a lo largo de toda nuestra historia, habíamos logrado construir 130 Centros de Salud Familiar. Y, por tanto, en cuatro años prácticamente aumentar en un 50%, aparecía como una meta muy ambiciosa”.

Sin embargo, el Mandatario solicitó al titular de Salud un nuevo desafío en este ámbito. “Quiero pedirle a usted que, dado que avanzamos más rápido de lo que habíamos anticipado, nos pongamos una meta más ambiciosa, porque lo cierto es que a pesar de 56 nuevos Centros de Salud Familiar que se sumaban a los 130 que teníamos antes, es decir, un incremento de casi el 50%, todavía faltan muchos Centros de Salud Familiar de la calidad del que hoy día estamos inaugurando, en muchas comunas de Chile.

Añadió que “queremos llegar a que durante nuestro Gobierno no solamente se construyan 56 Centros de Salud Familiar, sino que se construyan o estén en pleno proceso de construcción, 119 Centros de Salud Familiar, resaltando que ”esta promesa la hacemos sabiendo que algunos están tomando nota y esperando que no cumplamos. Porque pasa una cosa curiosa en este país: cuando nos fijamos metas que son buenas para los chilenos, la inmensa mayoría de los chilenos quiere que las cumplamos, pero hay algunos que se desvelan porque no las cumplamos y que creen que su forma de avanzar en la política es tratando de frenar al Gobierno y esa no es la forma correcta de hacer política”.

Al respecto, sostuvo que “en Chile tenemos ideas distintas, pero todos somos chilenos y, por tanto, tenemos que trabajar con nuestras ideas y puntos de vista, pero todos con un solo norte: mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de los chilenos”.

El Presidente destacó que durante su administración “hemos incrementado en un 40% los recursos públicos asignados a la salud primaria”, por ejemplo, “aumentado en un 54% el número de mamografías, pasando de 195 mil a cerca de 300 mil”, al tiempo que “pusimos en marcha el programa de Consultorios de Excelencia, igual como hemos logrado crear 60 Liceos de Excelencia”, y “agregamos 11 nuevas enfermedades a la lista AUGE, que eran 69 y hoy son 80”.

Del mismo modo, explicó que ante el déficit de especialistas existentes al inicio del Gobierno, “decidimos multiplicar por 6 el número de médicos especialistas que Chile era capaz de formar cada año, de 150 a casi mil nuevos. Así en 4 años íbamos a poder formar 4 mil médicos especialistas, que nos permitía cerrar el déficit”.

En ese sentido, el Mandatario recordó que “hace un par de días un diputado le exigía al ministro de Salud que resolviera el tema de los médicos especialistas. Y ese diputado debiera saber que los médicos especialistas no se forman en 5 minutos, requieren tres años. Y, por lo tanto, nos está reclamando a nosotros lo que ellos no fueron capaces de hacer cuando eran Gobierno”.

Durante su intervención, el Presidente Piñera agradeció a los trabajadores de la salud “que hicieron posible que hoy estamos diciendo con mucha alegría y satisfacción que cumplimos anticipadamente nuestros compromisos”, al tiempo que realizó un público reconocimiento al ministro Mañalich, por “el compromiso inquebrantable, esa fe que mueve montañas y esa capacidad de enfrentarse a muchos obstáculos y a muchos adversarios, sin nunca agachar el moño, sino que siempre luchando por su partido, el partido de los enfermos de Chile”, subrayando que “ha sido un gran militante, porque ha encabezado, como presidente del partido de los enfermos, a miles y miles de chilenas y chilenos que son los que trabajan en el sector de la salud pública y privada”.

Y añadió que “nunca antes un ministro de Salud había durado tanto tiempo. Hay que enfrentarse a muchos intereses y grupos de presión, que son muy poderosos y que normalmente terminan volteando a los ministros de Salud, excepto a este ministro, porque tiene el cinturón bien apretado y los pantalones muy bien puestos, y sabe dónde está el norte, y su norte son los enfermos de Chile”.

Finalmente, el Jefe de Estado resaltó que “sin perjuicio que todavía nos queda mucho por recorrer, siento que en materia de salud nuestro país ha reemprendido el poderoso vuelo y estamos hoy día con un sistema de salud mucho mejor que el que recibimos el año 2009, pero todavía tenemos que mejorarlo mucho más para poder responder a las legítimas necesidades y merecimientos de todos y cada uno de los chilenos”.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here