El Presidente de la República, Sebastián Piñera, arribó esta mañana a Santiago, tras su gira por Asia, y de inmediato se dirigió al Palacio de La Moneda para analizar las medidas tomadas y evaluar nuevas acciones, a raíz de las heladas que han afectado a las zonas agrícolas del centro-sur del país.


Junto a los ministros de Agricultura, Luis Mayol, del Trabajo y Previsión Social, Juan Carlos Jobet y el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, el Jefe de Estado acordó un completo paquete de medidas para enfrentar la situación y aseguró que “el Gobierno reaccionó e hizo un catastro de los daños, para poder diseñar, a la mayor brevedad, un plan de contingencia para enfrentar esta emergencia que afecta a nuestro sector agrícola”.

En esa línea, el Mandatario indicó que “este plan de contingencia se está poniendo en práctica a partir del día de hoy y contempla una serie de programas diseñados y orientados a resolver los problemas que afectan a nuestro sector agrícola. El primer programa es de empleos, para compensar los empleos que esta helada va a significar perder. Es por esto que ya hemos diseñado un programa que permite una bonificación a la contratación de 15 mil trabajadores y que va a significar un subsidio de 84 mil pesos por trabajador, por hasta cuatro meses, de forma tal de fomentar la creación de empleos en las regiones afectadas”.

Asimismo, el Jefe de Estado afirmó que “hemos diseñado un programa extraordinario y especial de capacitación, de forma tal de aprovechar esta emergencia para capacitar y aumentar el capital humano y las competencias de los trabajadores agrícolas. En tercer lugar, hemos puesto en marcha un programa de intermediación laboral, para lo cual vamos a organizar ferias laborales en las zonas más afectadas, en los meses de octubre y noviembre, de forma tal que a esas ferias concurran las empresas de otras partes del país o de esas mismas regiones que requieran trabajadores. También hemos fortificado la bolsa nacional del empleo, concentrando su esfuerzo en las regiones afectadas”.

El Presidente Piñera explicó que el plan de contingencia también considera un programa de rehabilitación agrícola: “Es por eso que para los usuarios de Indap hemos establecido un programa de financiamiento compensatorio, a través de bonos de rehabilitación, que alcanzarán hasta 200 mil pesos por hectárea, con un máximo o tope por productor, de 400 mil pesos, y que va a beneficiar a cerca de seis mil pequeños agricultores cubiertos por los programas de Indap. El programa también va a incluir a pequeños productores que no están en los programas de Indap, con beneficios equivalentes, y también creemos que este programa va a beneficiar a otros seis mil productores”.

Adicionalmente, para los medianos y grandes productores, se ha creado una mesa de trabajo en la que participan la Sociedad Nacional de Agricultura, la Asociación de Bancos, el BancoEstado y Corfo, para enfrentar los problemas “a través de reprogramaciones de créditos y a través de programas de garantías. Este proceso ya está en marcha y las personas que quieran acercarse a este proceso lo pueden hacer a través del Ministerio de Agricultura, a través de la Sociedad Nacional de Agricultura y a través de la Corporación de Desarrollo Regional de la SNA, que tiene oficinas en todas las regiones afectadas”, aseveró el Mandatario.

Al finalizar su intervención, el Jefe de Estado aseguró que “ya está decretada la emergencia agrícola en las regiones de Valparaíso, del Libertador Bernardo O’Higgins y del Maule, y esperamos hoy día decretar también emergencia agrícola en algunas comunas de la región Metropolitana”. Con todas estas medidas “el Gobierno está aportando a normalizar y regularizar la situación que se produjo y, a reparar en parte, el daño causado por las heladas”, sentenció.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here