El Presidente de la República, Sebastián Piñera, destacó esta tarde el respaldo de los miembros del Consejo de Seguridad Nacional (Cosena) a la defensa jurídica de Chile ante la demanda marítima peruana, a una semana de conocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

“Como Presidente estimé necesario y conveniente poder contar con la asesoría del Consejo de Seguridad Nacional y, especialmente, por estar establecido en la Constitución y porque el diferendo limítrofe lo ameritaba”, expresó el Mandatario, subrayando que “luego de ser profundamente informados de todos los aspectos esenciales de este diferendo marítimo, los miembros del Consejo, en primer lugar, valoraron y coincidieron con la conveniencia y oportunidad de citar a este Consejo, y expresaron su apoyo y respaldo a la defensa jurídica que ha hecho el Estado de Chile, de la causa de Chile en esta materia”.

En ese sentido, el Jefe de Estado resaltó y agradeció “lo que es hoy día una larga y valiosa tradición en nuestro país, que en materia de temas internacionales y, particularmente, cuando se trata de temas limítrofes o de soberanía, en nuestro país los enfrentamos como política de Estado y dentro de un marco y de un espíritu de profunda unidad entre todos los chilenos”.

Añadió que ello “no solamente es algo que refleja el compromiso y el patriotismo de todos los sectores, sino que, adicionalmente, fortalece la causa y defensa chilena”, precisando que el Consejo de Seguridad Nacional “es un órgano de rango constitucional, cuya misión es asesorar al Presidente de la República en temas de alto interés para el país y los chilenos”.

En este contexto, el Mandatario aseguró que “Chile, conforme a su conducta permanente de respeto al Derecho Internacional y a los Tratados Internacionales, siempre ha cumplido, pero también ha exigido que se cumplan los fallos de las cortes internacionales a las cuales Chile ha otorgado competencia, y en este caso particular, el de la Corte Internacional de La Haya, que fue establecida y obtuvo su competencia en virtud del Tratado de Bogotá de solución de controversias, suscrito tanto por Chile como por Perú, y que data del año 1948”.

Finalmente, el Presidente Piñera recalcó que “en el cumplimiento del fallo que conoceremos en una semana más, Chile buscará, por una parte, avanzar en su debida ejecución, la cual necesariamente tendrá que ser gradual y acordada con Perú”, enfatizando que “en la ejecución e implementación de este fallo, este Gobierno, y estoy seguro también el Gobierno que vendrá, tomarán todas las precauciones y disposiciones necesarias para defender los legítimos derechos e intereses de nuestro país, pero también para promover una relación constructiva de diálogo y de entendimiento con Perú, de forma tal de poder seguir avanzando por los caminos de la integración y de la colaboración que, sin duda, van en el mejor interés y beneficio de ambos países y de ambos pueblos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here