La Jefa de Estado, Michelle Bachelet, inició su exposición en la gala organizada por la Asociación Empresarial para América Latina realizando un diagnóstico de la realidad de nuestro pais y señaló que “pese a la expansión de la economía, el aumento de la riqueza, la reducción de los índices de pobreza y el mayor acceso a bienes de consumo, sigue existiendo malestar entre los ciudadanos”. Para la Mandataria, esto se explica porque “la desigualdad se alza como una potente barrera entre unos y otros, retrasa la constitución de una sociedad integrada, que valora y fomenta la diversidad y que ofrece oportunidades para todos”.

La Presidenta afirmó que “la sociedad chilena ha comprendido que no basta con alcanzar un alto crecimiento económico si los beneficios de ese desarrollo no llegan a todos y no van acompañados de mayor protección social para los sectores más vulnerables. Tampoco basta exhibir determinada tasa de empleo, si ello no va acompañado de condiciones laborales de calidad y salarios dignos que permitan romper el círculo de la pobreza”.

Ante a la audiencia, enfatizó que en “Chile los inversionistas extranjeros son tratados como locales, garantía que se mantendrá inalterable. Lo que se busca es elevar nuestra institucionalidad a categoría mundial, para lo que estamos trabajando de la mano con la OCDE para que Chile siga entre los líderes de recepción de inversiones en la región”.

“Por eso queremos reiterar nuestra invitación a invertir en Chile. Somos una economía emergente bien evaluada en América Latina y una de las más reconocidas del mundo.”, agregó.

Respecto a la reforma educacional que se está llevando a cabo en el país y que cubre transformaciones en todos los niveles del sistema educativo, en su organización institucional y en la profesión docente, afirmó que es necesaria “porque los chilenos y chilenas han comprendido que aquí se encuentra la llave de las oportunidades, individuales y colectivas”.

En este sentido añadió que “es la clase política en su conjunto la que debe estar a la altura del enorme desafío de ofrecer un sistema educacional de calidad, más justo, más innovador y más efectivo para el conjunto de la población”.

Al concluir su intervención, reiteró que “América Latina es la principal prioridad de mi Gobierno en política exterior, por nuestro sentido de pertenencia y por la solidaridad regional que consideramos la mejor herramienta para que avancemos juntos hacia el pleno desarrollo. En nuestros países, en América Latina, habrá muchas diferencias, pero también estoy segura de que podemos avanzar, en la diversidad, desde la diversidad, hacia convertirnos en un bloque que tiene una posición común y una voz propia en el orden internaciona”.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here