(Reuters).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, fue sometida este martes a una cirugía de bajo riesgo para drenar un hematoma cerebral que la dejará fuera de la campaña electoral para unos comicios clave en su Gobierno. La intervención se prolongó por cerca dos horas.

La mandataria fue internada al mediodía del lunes en la Fundación Favaloro en Buenos Aires para estudios prequirúrgicos, luego de que el domingo sintiera un hormigueo en su brazo izquierdo que obligó a sus médicos a optar por la cirugía en lugar del tratamiento de reposo indicado inicialmente.

Fernández fue internada durante varias horas el sábado para estudios clínicos, tras los cuales se le había indicado 30 días de reposo para permitir la reabsorción del hematoma producto de un golpe en la cabeza que sufrió en una caída a mediados de agosto.

El accidente se había mantenido en secreto y sus detalles aún se desconocen.

La convalecencia dejará a Fernández fuera de la campaña para las elecciones legislativas del 27 de octubre.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here