El primer caso sospechoso de ébola en Chile ingresó este domingo al Hospital Barros Luco en Santiago, el cual corresponde a un ciudadano chileno de 54 años procedente desde Guinea Ecuatorial -vía Madrid-. Aunque el diagnóstico de la enfermedad no es confirmado, el hombre presentaría síntomas que lo tienen bajo observación.

Esta tarde la ministra de Salud, Helia Molina, señaló que “la probabilidad real de que este paciente sea un caso sospechoso es baja”, bajando el perfil a la situación.

La jefa de la cartera de saludo indicó que producto de la alerta mundial que existe en torno a esta enfermedad y sumado a que el paciente llegó procedente desde África es que se han activado los protocolos respectivos. Molina señaló que “el paciente tiene algunos antecedentes de enfermedades infecciosas previas (…) es que hemos decido que podría ser un probable caso sospechoso y en ese contexto es que hemos tomado la decisión de ocupar todos los protocolos que tenemos preparados en estos casos”.

Sólo se conocen las iniciales del paciente consignadas como J.G.F, será trasladado a un aislamiento en el hospital de infecciosos que está al interior del mismo Barros Luco, recinto al que el paciente concurrió voluntariamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here