Berlín, 19 ene (PL) Políticos alemanes reaccionaron con cautela ante las promesas del presidente estadounidense, Barack Obama, de que las agencias de inteligencia estadounidenses dejarán de espiar las comunicaciones y a los dirigentes de los países amigos de Estados Unidos.

Varios representantes de la política alemana insistieron en un convenio sobre la limitación de las actividades de espionaje.

Obama había declarado a finales de la semana su voluntad de restringir los poderes de la NSA y reformar la recolección de datos telefónicos.

También prometió no espiar más a los dirigentes de los países aliados.

En reacción a los comentarios de Obama, el ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, consideró las promesas des estadista norteamericano como “primeros pasos” en un proceso de reacercamiento.

El socialdemócrata Maas espera ahora que Washington firme un convenio sobre la limitación de sus actividades de espionaje en países considerados amigos.

Solamente se puede reestablecer la confianza, “si firmamos un convenio que proteja la seguridad de los datos de nuestros ciudadanos y que tenga seguridad jurídica”, dijo Maas.

También el futuro encargado del gobierno alemán para las relaciones transatlánticas, Philipp Missfelder, de la Unión Democristiana (CDU), demandó tal convenio con Washington.

El portavoz del gobierno de la canciller Angela Merkel, Steffen Seibert, dijo en una rueda de prensa en Berlín que se analizará el discurso de Obama.

“Para el gobierno alemán queda claro que todo los actores que se mueven en territorio germano tienen que respetar el derecho alemán”, subrayó Seibert.

En diputado del partido de Los Verdes, Hans-Christian Stroebele, criticó que Obama había tratado de maquillar el papel de la NSA en el escándalo internacional.

Mientras, la oposición en el Bundestag, la cámara baja del parlamento alemán, demanda del gobierno de Merkel consecuencias concretas.

En este contexto, el Partido de la Izquierda, líder de la oposición, propuso declarar a diplomáticos involucrados en espionaje como personas non grata.

Hasta ahora, la coalición gubernamental de democristianos y socialdemócratas rechazó tomar medidas contra la embajada de los Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here