Tras la publicación de los datos del informe PISA (Evaluación Internacional de Alumnos, en español), los datos exhiben un panorama agridulce para la educación chilena y latinoamericana. Si por un lado la realidad nacional figura como la mejor evaluada de Latinoamérica, se encuentra por debajo del promedio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

El mencionado informe es coordinado por la propia OCDE y analiza las competencias de los alumnos de 15 años de 72 países y territorios en las áreas de Comprensión Lectora, Ciencias y Matemáticas.

En contraste con Singapur, el mejor evaluado, con 551,6 puntos (59,6 unidades más que la media de la Unión Europea y 58,6 puntos más que el promedio de la organización que realiza el documento), Chile registra un puntaje de 443 unidades.

La realidad nacional

Si bien Chile es el representante latinoamericano más destacado, se encuentra 49 unidades abajo del registro OCDE de 492 puntos y 50 abajo de la Unión Europea.

En el desglose de las asignaturas analizadas, nuestro país se encuentra abajo del cociente de la OCDE y de Europa en cada una de ellas, pero superior en las tres áreas a los estados latinoamericanos analizados. Los estudiantes chilenos tuvieron su mejor desempeño en comprensión lectora, con 459 unidades, mientras registraron 447 puntos en ciencias y 423 en matemáticas. Cuanto a la tendencia media de diferencia de puntaje en tres años, el país registra aumento de 5 puntos en la primera, 2 en la segunda y 3 en la tercera área de estudio.

A su vez, sólo 3,3% de alumnos nacionales presentaron un nivel de excelencia en al menos una asignatura y 23,3% se mostraron como estudiantes de bajo rendimiento en todas ellas.

Los demás países latinoamericanos en el listado son Uruguay, Costa Rica, Colombia, México, Brasil, Perú y República Dominicana. El escolta regional de Chile fueron los uruguayos, con un promedio de 430 puntos.

En el caso de Argentina, sólo fue evaluada la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Si sus índices fueran los de todo el país trasandino, sería el estado mejor evaluado pues registraron 475 en ciencias y comprensión lectora y 456 en matemáticas.

Panorama preocupante en Latinoamérica

A nivel latinoamericano, los países del grupo presentan avances en diversos aspectos. Sin embargo, al mismo tiempo se ve una realidad digna de inquietud al revisar algunos de sus aspectos y comparar sus niveles con países más pobres o con la realidad general del informe.

Por un lado, la capital argentina registró una tendencia media de aumento, en lapso de tres años, de 51 puntos en ciencias, 46 en lectura y 38 en matemáticas, y Perú también registró un buen índice de aumento con 14, 14 y 10 puntos respectivamente. A su vez, Colombia también presentó tendencia al alza en ese período, de 6,3 puntos en promedio. En ciencias, los colombianos llevan un alza de 28 puntos desde 2006 y, por lo tanto, lleva la progresión más importante en el área entre otros 52 países con datos comparables.

Sin embargo, los índices de Latinoamérica arrojan diversas cifras preocupantes.

La ciudad de Buenos Aires, con un índice de desarrollo humano superior al 0,870 (es decir, muy alto), aun así presenta índices inferiores al promedio de la OCDE y Unión Europea aun cuando su indicador de desarrollo se compare al de muchos países de esos grupos. Perú, el colista sudamericano en el escalafón, presentó 394 unidades en promedio y registros inferiores a los 400 puntos en las tres asignaturas analizadas.

Cine Hoyts

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here