Por Iván Moreira, senador por la Región de Los Lagos

“Por los 40′, el profesor y poeta, puertomontino, -Salvador Zurita- sugería un puente levadizo desde Angelmó a Tenglo y un centro universitario en la cercana isla” “Esperamos que el Gobierno esté llano a recibir nuestras ideas y perfeccionar el sistema”.

Chile se encuentra en un debate respecto al sistema de previsión que nos rige, el que contempla, en una parte, a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). El gobierno ha anunciado que no sustituirá nuestro actual sistema por uno de reparto.

Eso ya es algo tranquilizador, porque en todos los países del mundo en que opera dicho sistema, se ha producido alguno o ambos de los siguientes problemas: primero, gobiernos que “echan mano” a este fondo para cubrir otras necesidades, pensando que después repondrán esas sumas de dinero, lo que luego no ocurre (como pasó en Argentina); y segundo, son sistemas que están quebrados, porque en países como el nuestro donde la población cada vez se envejece más, el número de trabajadores jóvenes tiene que soportar una carga impositiva mayor para poder mantener a los jubilados que van en aumento. Dicho lo anterior, el sistema que opera en Chile en sí mismo no es malo.

Lo que ocurre es que como sociedad y Estado debemos hacer un esfuerzo mayor para que todos quienes vayan jubilando tengan pensiones más dignas. Así las cosas, todos estamos de acuerdo en el diagnóstico: las pensiones hoy en día para una gran mayoría de chilenos son insuficientes.

En nuestra Región de Los Lagos el promedio de pensiones es de $104 mil y 80 mil personas reciben una pensión básica solidaria. Entonces debemos pensar con urgencia en una solución. Y es ahí donde tenemos que revisar todas las propuestas para incorporar las mejores ideas en la reforma que vamos a realizar al sistema de pensiones, sin prejuicios ideológicos ni populismos.

Pues prometer pensiones de calidad sin contar con los recursos necesarios para cumplir es una irresponsabilidad. Espero que la lección se haya aprendido y no juguemos con la esperanza de la gente. Por su parte, la Presidenta ha dicho que su reforma tendrá los siguientes tres pilares: creación de una AFP estatal (existe ya un proyecto en el Congreso en trámite); nuevo marco regulatorio para las AFP; y creación de un pilar solidario.

Como Senador, yo estaré dispuesto a revisar y participar de esta propuesta que el ejecutivo nos ha planteado, pero esperamos que el gobierno también este llano a recibir nuestras ideas para perfeccionar el sistema de pensiones, y que no se haga por una razón ideológica, sino que lo hagamos con una sola meta: tener un buen sistema, que sea estable en el tiempo y nos permita tener pensiones dignas para todos los chilenos que entran a la edad de jubilar.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here