Con su discusión pendiente quedó el proyecto de ley, en primer trámite, que crea el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), luego que Sala iniciara el debate en general de la iniciativa que se aplicaría a parejas que convivan, sean o no del mismo sexo.

 

Cabe señalar que a petición del Comité de la UDI, el proyecto quedó con segunda discusión. Esto significa que la Sala continuará con el análisis de la iniciativa en la próxima sesión ordinaria.

 

Durante la primera jornada, intervinieron los senadores Patricio Walker, Hernán Larraín, Soledad Alvear, Fulvio Rossi y Ricardo Lagos Weber, además de la ministra secretaria general de Gobierno, Cecilia Pérez.

 

CAMINO A LA TOLERANCIA

 

El presidente de la Comisión de Constitución entregó una detallada cuenta del proyecto y dejó constancia de las diversas mociones que fueron presentadas con anterioridad a que este texto legal fuera tramitado. Mencionó el acucioso trabajo desarrollado en la instancia especializada, las audiencias con distintos invitados y los diversos informes comparados que se tuvieron a la vista.

 

El senador Walker precisó además los alcances de la nueva normativa que otorgará el estado civil de “convivientes” a quienes contraigan este Acuerdo y aseveró que lo que persigue la iniciativa es “proteger a las personas que son víctimas de discriminaciones arbitrarias”. Admitió que ha habido un amplio debate pero “hemos aprendido mucho: a ser más tolerantes, respetuosos y a evitar que se produzcan hechos tan vergonzosos como que muchas veces los convivientes que quedan viudos sean alejados por las familias biológicas de su pareja”.

 

A su turno, el senador Larraín Fernández junto con anunciar su voto favorable a la idea de legislar de esta iniciativa anunció que “voy a intentar, en el debate en particular que se incluyan normas supletorias que regulen la situación de las parejas que, conviviendo de hecho, no quieren formalizar su relación pero que contraen relaciones que necesitan soluciones justas, adecuadas a esa relación. Es decir, regular estas dos instituciones con sus respectivos estatutos jurídicos. Por una parte el matrimonio entre personas de distinto sexo y por otra, el AVP para personas del mismo sexo”.

 

La senadora Alvear hizo hincapié en su satisfacción por poder debatir finalmente en Sala este proyecto porque son muchos años de discusiones y de posturas a favor y en contra. Aseveró que este proceso jurídico social “es muy similar al que se vivió con debates tan significativos como la ley de filiación y la ley antidiscriminación”. Además anticipó que insistirá en aspectos tales como, que el contrato de AVP sea suscrito ante un oficial del Registro Civil y que los eventuales conflictos que se deriven sean de competencia de los tribunales de familia y no los civiles tal como propone el proyecto.

 

CAMBIOS DE LA SOCIEDAD

 

A su turno, el senador Rossi lamentó la solicitud de segunda discusión, y precisó que paradojalmente “somos los senadores de oposición los que queremos aprobar ahora esta iniciativa del Ejecutivo”. Precisó que las personas que deciden llevar una vida en conjunto merecen dignidad y, por lo tanto, suscribió las prevenciones que efectuó su par la senadora Alvear. Además dijo que apoyará una indicación para que el conviviente sobreviviente sea el que tenga la tuición de los hijos, tal como dispone el Código Civil para parejas heterosexuales.

 

A su vez, el senador Lagos Weber, resaltó la trascendencia e importancia de esta nueva legislación que “nos ha costado tanto” y que refleja los cambios que experimenta la sociedad chilena. Expresó que “estamos aquí no solo por nosotros sino también por un importante grupo de personas que han impulsado esto”. Defendió además que el texto legal se aplique a parejas convivientes tanto homosexuales como heterosexuales e hizo notar que a nivel personal, también ha debido enfrentar diversas situaciones por el hecho de ser conviviente.

 

Finalmente, la ministra Cecilia Pérez valoró la discusión de este proyecto que forma parte de los compromisos del Presidente Piñera. Además agradeció el trabajo de la Comisión y de los senadores integrantes, así como a las distintas agrupaciones que hicieron presente su mirada sobre este proyecto. Indicó que “se trata de reconocer a los diversos tipos de familias y darles dignidad y respeto para que cuenten con el apoyo del Estado”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here