PDI alerta sobre casos de Sextorsión en Chile: bandas amenazarían a las víctimas a cambio de millonarias sumas de dinero

23
Guillermo Morales
Weitzler

Un correo electrónico que recibió hace cuatro días una joven en Santiago alertó a la PDI sobre casos de “Sextorsión”, un método que consiste en chantajear a víctimas con vídeos íntimos a cambio de millonarias sumas de dinero. Si bien el sistema ya comenzó a ser conocido en Latinoamérica, en Chile hasta ese momento no se conocían casos.

Cementerio Parque Esperanza

“Sé que XXX es una de tus contraseñas, así que vamos directo al grano”, así comienza el correo enviado a la joven desde un remitente llamado “Charmane Jupp”, según consigna Emol. El hacker había logrado ingresar al computador de la víctima, tener acceso a su pantalla y a su cámara. Así, la habría grabado mientras miraba pornografía y además accedió a su lista de amigos de Facebook.

Para que el material no fuera viralizado en las redes, el hacker le habría pedido un pago de más de $4 millones, los que debían ser pagados de modo virtual para no dejar registro. Sin embargo, la mujer no hizo caso al chantaje, no accedió a realizar el depósito y la viralización finalmente nunca ocurrió.

La Brigada Investigadora del Cibercrimen de la PDI alertó que estos casos son conocidos mundialmente como “sextorsión” y que las bandas que realizan este delito lo cometen desde el extranjero. Si bien hasta el momento la institución no ha recibido denuncias, han hecho llamados para no ceder ante las peticiones. “La primera recomendación es no enviar nunca el dinero”, señaló el comisario Eduardo Albornoz según consigna Emol.

En la misma línea de las extorsiones virtuales, la PDI aseguró que ha registrado 14 denuncias bajo otra modalidad que consiste en que los hackers ingresan a sitios eróticos, se crean un perfil y comienzan conversaciones con otros usuarios. Cuando acuerdan realizar una videollamada, sí la víctima muestra partes de su cuerpo, ellos graban el momento para luego pedirles dinero a cambio de no difundirlo.

Desde la PDI señalan que lamentablemente una vez que se detecta el país del cual proviene la extorsión es difícil continuar con la investigación, a no ser que se involucren otros delitos como la pornografía infantil.

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA