Estados Unidos impuso varias sanciones contra Rusia desde que ese país decidió invadir la península de Crimea, pero ahora dos senadores estadounidenses fueron más allá y buscan golpear a Moscú en uno de sus puntos débiles: el fútbol.

Los senadores republicanos Mark Kirk y Dan Coats enviaron una carta al presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter, para que suspenda la membresía de Rusia de la organización y, además, impida su participación en el Mundial de Brasil 2014.

Según apunta el diario The Wall Street Journal, los legisladores citan en su carta los estatutos de la FIFA que prohíben la discriminación contra cualquier país en base a la política o el origen étnico, y solicitan también que se le retire a Rusia la organización de la Copa del Mundo de 2018.

La Copa del Mundo podría enfrentar a Estados Unidos y Rusia en el terreno de juego si ambos equipos pasan la fase de grupos del torneo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here