El Papa Francisco condenó un ataque perpetrado por dos palestinos que mataron a cuatro rabinos y un policía en una sinagoga de Jerusalén y expresó preocupación por la reciente tensión y violencia en la ciudad.

 

“Estoy siguiendo con preocupación el alarmante incremento de la tensión en Jerusalén y otras áreas de Tierra Santa, con inaceptables episodios de violencia que ni siquiera excluyen a sitios religiosos”, afirmó el Sumo Pontífice ante fieles en la Plaza de San Pedro el miércoles, en su primera aparición pública desde los atentados del martes.

 

El ataque con un cuchillo carnicero y una pistola tuvo lugar tras semanas de agitación en Jerusalén en una disputa por el sitio más sagrado de la ciudad, conocido por los musulmanes como el Santuario Noble y por los judíos como el Monte del Templo.

Reuters

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here