(Reuters).- El organismo mundial de control de armas químicas dijo este martes que enviará más inspectores a Siria para ayudar a destruir las vastas reservas de municiones tóxicas del presidente Bashar al-Assad.

El director de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Ahmed Uzumcu, dijo en un comunicado que Siria había tenido “un comienzo constructivo de lo que, no obstante, será un proceso largo y difícil”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here