Caracas, 24 dic (PL) Las festividades de Navidad en Venezuela tienen hoy la compañía de la ofensiva económica lanzada por el gobierno con vistas a frenar la especulación, en una estrategia que apunta a preservar los ingresos de la población.

Mas de tres mil 200 inspecciones a centros comerciales minoristas, distribuidores, mercados de alimentos y empresas productoras caracterizan esa política, la cual constituye una respuesta de las autoridades a los intentos de la derecha de generar desestabilización en el país.

Según el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, el endurecimiento de las acciones llevó ya al arresto de 57 personas, unido a la conformación de 181 expedientes con notificaciones al Ministerio Público.

La ofensiva, añadió, es una estrategia integral que apunta hacia la construcción de una economía socialista, además de proteger el poder adquisitivo de los venezolanos.

De esa forma, dijo, los sectores que quieran producir, trabajar y aportar valor agregado para el país son bienvenidos, pero aquellos que quieran especular no tienen espacio alguno.

Las autoridades extendieron, además, las verificaciones a terminales de transporte terrestre y aéreo, tomando en cuenta que en esta época del año se prevé el desplazamiento de miles de personas hacia destinos nacionales y el extranjero.

Las primeras revisiones arrojaron irregularidades como la reventa de boletos, lo cual llevó al despliegue de funcionarios para verificar el correcto funcionamiento del servicio.

El gobierno aseguró que las inspecciones se mantendrán durante los días festivos para evitar alteraciones en las estructuras de costos que afecten el comercio minorista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here