La OCDE redujo hoy las expectativas de crecimiento de la economía nacional, al 4,2% para este año y al 4,5% para el próximo. Pese a esta baja, serán las cifras más elevadas de los 34 países miembros, al igual que las de 2015, con un 4,9%.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico  justifica el recorte de sus previsiones para Chile por la ralentización de la inversión y la caída de la demanda de sus principales mercados de exportación.

Así, el ritmo de expansión de la inversión, que había sido del 12% en 2012, y se va a reducir prácticamente a la mitad (6,5%) este ejercicio ante el fin de algunos grandes proyectos mineros, a lo que se añade una caída de los precios del cobre y un casi estancamiento de las exportaciones (0,9%, tras haber crecido un 5% en 2012).

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here