Un particular aporte realizó el emprendedor de CAFEPENDIENTE, quien se ha hecho conocido al interior y exterior de nuestro recinto asistencial de alta complejidad en la Provincia de Osorno, por la innovadora idea de dejar pagado un café“pendiente”, para quien lo necesite realmente al interior de nuestro recinto hospitalario.

Se trata de su primer aporte que realizó al Servicio de Pediatría, consistente en la entrega de café para las mamitas que realizaron el acompañamiento nocturno a sus respectivos hijos e hijas, internados por distintas razones de salud en el Centro de Responsabilidad del Niño y la Niña.

Todas estas acciones, vienen a mejorar la calidez con el que el  usuario (a) le permite identificarse y empoderarse  de una cultura propia, cercana y amigable entre quienes conformamos la comunidad hospitalaria, pero a su vez, genera una dinámica positiva de interacción ciudadana, reivindicando el contacto cara a cara y la tertulia en beneficio del proceso de espera, aquel que en épocas anteriores se vivía entre pasillos lúgubres, fríos, húmedos e incómodos para nuestros usuarios (as), por ello y otras razones más, se valora este emprendimiento local, que viene a apoyar el avance y proyección hospitalaria.

Por su parte, la Asistente Social Verónica González, reconoció en este aporte la bondad en la Responsabilidad Social del emprendedor CAFEPENDIENTE, cuyas acciones reflejan no sólo el esfuerzo personal, sino además, una voluntad de crecer junto al público usuario de este establecimiento de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here