Weitzler
Guillermo Morales

Esta medianoche comienza a regir el horario de verano, por lo que los relojes deberán adelantarse en 60 minutos, esto es, siendo las 23:59 horas con 59 segundos, en vez de pasar a las 00:00 horas, deberá ajustarse la hora para que sean las 01:00 horas del día 8 de septiembre.

Cementerio Parque Esperanza


Uno de los principales fundamentos para extender la vigencia del horario de verano corresponde a los ahorros en el consumo de energía eléctrica, producto de un mejor aprovechamiento en el uso de la luz natural. De acuerdo con antecedentes de la operación del Sistema Interconectado Central (SIC), en 2012 se pudo observar que la ampliación del horario de verano generó una reducción en el consumo de energía cercana a 39 GWh.

Así, por ejemplo, sólo entre los meses de marzo y abril, el retraso en la adopción del horario de invierno produjo ahorros del orden del 0,1%, equivalentes a entre 6 y 7 GWh de energía eléctrica.

Por su parte, en los meses de septiembre y octubre, el adelanto en la adopción del horario de verano generó ahorros del orden del 0,6%, equivalentes a entre 32 y 33 GWh de energía eléctrica.

Los resultados anteriores responden a que producto del inicio del horario de invierno, se produce un incremento en la demanda de energía eléctrica al término de la jornada laboral (entre las 18:00 y 20:00 horas), el que se compensa, en parte, con un menor consumo durante las primeras horas de la mañana. Por el contrario, al inicio del horario de verano se observa un comportamiento inverso.

En términos netos, el cambio de hora en 2012 redujo el consumo diario de energía en aproximadamente un 0,6%, equivalentes a entre 750 y 800 MWh diarios.

A partir de estos fundamentos y antecedentes, el Gobierno decidió, por tercer año consecutivo, seguir implementando un horario de invierno reducido, privilegiando el horario de verano.

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA